Dos estudios aseguran que el camión eléctrico está casi a la par del diésel en términos de costes

No uno, sino dos nuevos estudios demuestran que el avance de soluciones de movilidad cero emisiones en el transporte de mercancías son una oportunidad también desde el punto de vista económico. Modelos como el Tesla Semi pueden mirar y estar a las altura también en términos de coste respecto a los tradicionales camiones diésel.

Según el Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo (SEI) y el European Federation for Transport and Environment (T&E), los avances en la tecnología del camión eléctrico permitirían que estos medios pesados sean más baratos de poseer y operar, en comparación con sus homólogos de gasolina y diesel.

Según T&E, estos estudios son aún más pruebas de que el futuro de la industria del transporte pesado es eléctrico.

Estudio T&E

El estudio de T&E pone en el punto de mira el segmento de transporte por carretera de larga distancia en Alemania. El informe indica que la electrificación directa del transporte de mercancías por carretera no solo es técnicamente factible, sino que es probable que alcance la paridad de costos con el diesel a mediados de la década.

El organismo deja claro que los camiones eléctricos son casi el doble de eficientes energéticamente que el hidrógeno renovable y, aproximadamente, tres veces más eficientes que los motores de combustión interna, que funcionan con combustibles sintéticos.

Estudio del SEI

El informe realizado por el SEI, investiga cómo la electrificación del sector de los camiones pesados será algo verdaderamente interesante si los camiones de baterías se pudieran cargar rápidamente como lo hacen en la actualidad los coches eléctricos.

Con una infraestructura de carga rápida, el alcance necesario para las largas distancias no debería ser un porblema. Por consiguiente, incluso con camiones de autonomía reducida podrían tener un potencial mayor del presupuesto en la actualidad.

Björn Nykvist, autor principal e investigador senior de SEI, afirma: «La tecnología de baterías está muy cerca de un umbral que hace que los camiones eléctricos sean factibles y económicamente competitivos«.

Por su parte, el director de transporte de T&E lanza el reto a la Unión Europea: “El futuro del transporte por carretera es eléctrico. La mayoría de las entregas urbanas y regionales ya pueden cubrirse con camiones eléctricos en la actualidad, y los camiones eléctricos de largo recorrido están atrasados solo unos años».

Añadiendo: «El caso ambiental es claro y ahora también lo es el argumento de los costes. Por lo tanto, la UE debería acelerar la transición hacia la electrificación estableciendo objetivos vinculantes para las estaciones de carga de camiones en la próxima revisión de la ley de infraestructura … La evidencia se está acumulando. Si el transporte eléctrico parecía una quimera hace unos años, definitivamente ya no lo es. Hemos demostrado que es posible. ¿La UE lo hará realidad?«.

Fuente | European Federation for Transport and Environment, Stockholm Environment Institute

Compártelo: