El diésel podría subir hasta 50 céntimos por litro debido a las políticas de la UE

Las familias con bajos ingresos podrían verse afectadas por el aumento en el precio del diésel de hasta 50 céntimos por litro, junto con la duplicación de las facturas de calefacción doméstica para el año 2030.

Esto ocurriría si la UE decide centrarse solo en mercados de carbono para conseguir recortar las emisiones en el transporte por carretera y en los hogares. El precio del carbono en la Unión Europea alcanzaría aproximadamente los 180 euros la tonelada para 2030 con un plan de este tipo, según un estudio de Cambridge Econometrics.

Los líderes de la UE, que dialogarán hoy sobre cómo lograr los objetivos climáticos comunes para 2030, no deberían hacer del mercado de carbono del transporte la pieza central, dijo Transport & Environment (T&E). En su lugar, deberían confiar en los objetivos climáticos nacionales, en los estrictos estándares de CO2 y en un precio de carbono mucho más bajo. Esto permitiría compensaciones visibles y generosas para las familias de ingresos bajos y medios.

En Francia, donde la subida de los impuestos al diésel desencadenó las protestas de los chalecos amarillos, los precios del combustible para el transporte rodado aumentarían un 35% en 2030 si el mercado de carbono de la UE es el principal método utilizado para lograr los objetivos de reducción de emisiones, según el estudio. Esto también implicaría que los costes de la calefacción a gas se duplicarían (subida del 92%).

En Alemania, donde los precios del gas son relativamente bajos en la actualidad, las facturas de calefacción a gas aumentarían en un 135% y los precios del combustible para transporte rodado en un 32%. En Polonia, los conductores pagarían un 31% más por repostar a finales de la década, mientras que la calefacción a gas costaría un 70% más y el carbón un 188% más.

Sofie Defour, gerente de clima de T&E, dijo: «Este estudio muestra lo absurdo que sería depender solo de los mercados de carbono para limpiar el transporte. Existe un papel para la fijación de precios del carbono, pero existe principalmente como apoyo a políticas más efectivas como los estándares de emisiones de vehículos. El Acuerdo Verde de la UE puede ser un ejemplo para el mundo de cómo hacer una transición rápida y justa, pero solo si utiliza las herramientas adecuadas.»

El aumento de los objetivos climáticos nacionales obligaría a los gobiernos a eliminar gradualmente los vehículos de combustión destinados a flotas, a invertir en modos de transporte más sostenibles como el ferrocarril, junto con otras medidas. Esta sería una forma mucho más eficaz y equitativa de cumplir con los objetivos climáticos para 2030, según el estudio.

La UE podría aumentar los ingresos disponibles en toda la sociedad y hacer crecer la economía un 2% (PIB) si se basa más en los objetivos climáticos nacionales para cumplir sus objetivos de 2030.

Relacionadas | La exportación de «coches sucios» podría perjudicar los objetivos climáticos mundiales

Fuente | T&E

Compártelo: