Guía completa al plan MOVES III. Así funcionan las ayudas a la compra del coche eléctrico en España

Las ayudas a la compra del coche eléctrico en España sufren año tras año una fase de suspense que deja al descubierto las deficiencias de los incentivos destinados por parte del Gobierno de España, a la hora de promover la transición hacia una nueva movilidad basada en las cero emisiones.

Desde que arrancaran las ayudas para la compra de coches eléctricos, la polémica ha acompañado los diferentes planes. En sus inicios, como en el caso del plan MOVEA, los incentivos llegaban agotarse en menos de 48 horas debido a que las escasas cantidades adjudicadas se agotaban en minutos ante la avalancha de solicitudes.

Esto era debido a que la entrada en vigor era tan tardía y los recursos tan escasos, que la demanda superaba a la oferta de ayudas. Por otro lado, la ventaja de los planes iniciales residía en permitir a todo ciudadano del Reino de España solicitar la ayuda independientemente de en qué Comunidad Autónoma residiera.

Años probando

Los primeros planes eran gestionados por los concesionarios y las marcas de automóviles, que descontaban la ayuda del plan a la hora de abonar el coste del coche eléctrico. El usuario no tenía que hacer frente a ningún trámite, salvo entregar al concesionario la documentación necesaria para la gestiones administrativas.

El garante de los primeros planes eran los presupuestos de Montoro, como se dieron en conocer posteriormente al sufrir numerosas prórrogas realizadas por gobiernos de diferente color.

Los planes de ayuda al coche eléctrico se interrumpieron el año de la moción de censura, España se quedo sin ejecutar las ayudas contempladas en los presupuesto perdiendo un año completo de ayudas a la transición a una movilidad más sostenible.

Posteriormente, siempre bajo los mismos presupuestos prorrogados, cambió el modelo de gestión de las ayudas. La administración de los incentivos pasó de la administración central a las autonomías. Con esto llegó un caos normativo donde un plan se convirtió en diecisiete realidades que en ocasiones tampoco se ejecutaron, como ha ido reportando FCE.

Además de dividir las ayudas por regiones, algunas de las cuales ni tan siquiera llegaron a ponerlas en marcha, el ciudadano era el encargado de tener que lidiar con la administración para poder solicitar los incentivos, pagando primero el coste total del vehículo y esperando una respuesta de la administración regional y, posteriormente, el abono de las cantidades.

Situación actual

Dede las asociaciones de fabricantes, usuarios y consumidores, se ha criticado duramente el modelo de ayudas del Gobierno de España, puesto que distan mucho de las aciones que han emprendido otros países de nuestro entorno.

En algunos casos como Alemania se ha reducido el IVA del coche eléctrico, algo que no paran de solicitar las asociaciones de fabricantes, usuarios y prácticamente todo el mercado.

Pese a que los importes de las ayudas varían de una nación a otra, lo cierto es que el modelo español es único y frena la democratización del acceso a las ayudas por parte de la población, llegando a crear ciudadanos de primera y de segunda a la hora de adquirir con coche eléctrico, dependiendo de en que región residan.

En nuevo plan MOVES III trata de subsanar algunas de estas lagunas. La primera de todas es la económica donde el presupuesto asciende a 400 millones de euros, en ayudas directas para la movilidad eléctrica y para la infraestructura de carga. Este plan será ampliable a 800 millones si la demanda lo requiere y tendrá continuidad hasta final de 2023, rompiendo la incertidumbre actual.

Según avanza la Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos (AUVE), la cuantía de las ayudas se incrementa respecto al Plan MOVES II. De esta forma toda actuación de particulares y autónomos a partir del 10 de abril de 2021 es más favorable en el nuevo Plan MOVES III.

Ambos planes coexistirán temporalmente durante este año. De todos modos desde AUVE recomiendan, siempre que sea posible, acogerse al plan MOVES III.

Características del MOVES III

Las ayudas a la compra de vehículos eléctricos (turismos, furgonetas y motos) aumentan hasta los 7.000€ y la infraestructura de carga pasa de cubrir un 40% al 70% de los costes totales de instalación.

En el caso de los turismos eléctricos los incentivos son de 4.500 euros y alcanzan los 7.000 en caso de achatarrar un vehículo de más de 7 años

El límite de precio será de 45.000 euros antes de impuestos para los turismos comprados por particulares, y de 53.000 si tiene 8 o 9 plazas.

Por su parte las furgonetas eléctricas pueden optar a los 7.000 euros de ayuda, que ascienden a los 9.000 incluyendo achatarramiento. En el caso de las motocicletas las ayudas parten de los 1.100 euros y ascienden a los 1.300 con achatarramiento.

En el caso de turismos y furgonetas, los concesionarios deben aplicar obligatoriamente en factura un descuento adicional de al menos 1.000 euros con concepto Plan MOVES III.

Cuantías de las ayudas

Las cuantías de las ayudas y descuentos del plan MOVES III son las siguientes:

  • Turismos eléctricos: 4.500 euros + 1.000 euros (descuento obligatorio concesionario) + 2.500 euros (achatarramiento) = hasta 8.000 euros.
  • Furgonetas eléctricas: 7.000 euros + 1.000 euros (descuento obligatorio concesionario) + 2.000 euros (achatarramiento) = hasta 10.000 euros.
  • Coches eléctricos e híbridos enchufables (autonomía entre 30 km y 90 km): 2.500 euros + 1.000 euros (descuento obligatorio concesionario) + 2.500 euros (achatarramiento) = hasta 6.000 euros.
  • Motos eléctricas: 1100 euros + 200 euros (achatarramiento) = hasta 1.300 euros.
Fuente | AUVE

Descuentos extras

Dentro del plan MOVES III se contemplan unos incentivos extras para fomentar la movilidad de las poblaciones más pequeñas. Aquellas personas que residan en municipios de menos de 5.000 habitantes, siempre y cuando acrediten su empadronamiento y lo mantengan durante al menos dos años desde la fecha de registro de la solicitud, verán incrementada la ayuda en un 10%. Esta cantidad se extiende también para los taxistas.

Un aspecto muy importante del MOVES III es que para autónomos, particulares, comunidades de propietarios y entidades locales que no desarrollen actividad empresarial las ayudas cubrirán el 70% del coste de la instalación de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos, o de las actuaciones de preinstalación de recarga en comunidades de propietarios.

La ayuda se incrementará un 10% adicional en municipios de menos de 5.000 habitantes, hasta el 80%.

El coste subvencionable incluye equipos, instalación, derivación desde contadores, coste de proyecto y tasas necesarias. No es necesario disponer de un coche eléctrico para llevarlo a cabo, por lo que es un momento ideal para preparar las plazas de aparcamiento a la movilidad eléctrica.

Para ayudar con los trámites e información adicional, AUVE ha elaborada una guía sobre la instalación en garajes comunitarios.

Los gobiernos regionales de nuevo responsables

Pese a la experiencia anterior de gestión por parte de los gobiernos regionales seguirán siendo los encargados de gestionar las ayudas a pesar que, en determinados casos, no han llegado a implementar los planes u otros que aún no han respondido a las solicitudes presentadas en 2020,

Las ayudas serán gestionadas por las Comunidades Autónomas cuyo plazo de solicitud se iniciará antes de julio 2021. Particulares y autónomos podrán beneficiarse de las ayudas de la nueva convocatoria en la adquisición de vehículos eléctricos y puntos de recarga facturados a partir del 10 de abril, incluido.

¿Qué pasa con la declaración del Renta?

Desde AUVE indican que todo dinero recibido por el Plan Renove tiene que ser incluido en la renta, es decir, hay que pagar impuestos por ello.

Para incluirlo hay que hacerlo como una Ganancia Patrimonial no derivada de transmisión de elementos patrimoniales, en el resto de salarios y rentas de la base general del IRPF.

El porcentaje de la ayuda económica que hay que devolver a Hacienda depende del nivel de ingresos del contribuyente.

Como referencia, sin otras ganancias patrimoniales para una ayuda de 7.000€ devolveremos un mínimo de 1.350€ en IRPF. Los primeros 6.000€ tributan al 19% y en adelante al 21%, según cálculos realizados por la asociación.

Fuente | Asociación de Usuarios de Vehículos Eléctricos

Compártelo: