Imparable. China produce más del 90% de piezas del Tesla Model Y localmente y ahora contará con servidores de datos propios

La cadena de producción china es imparable. El ecosistema automotriz está alcanzando la madurez y la independencia respecto a países terceros, también en lo referente a la producción para las marcas extranjeras como es el caso de Tesla.

Según informaciones recopiladas en diferentes medios del país asiático, el ecosistema productivo chino ya es capaz de abastecer del 90% de las piezas necesarias para construir el Tesla Model Y internamente.

Esto se consigue a los pocos meses de haber arrancado la producción del exitoso SUV eléctrico en la Giga Shanghai, una fábrica creada en tiempo récord que a pesar de su corta edad es capaz de gestionar grandes producciones de vehículos.

Producción local

La inclusión de más y más proveedores locales permiten a Tesla aumentar sus márgenes, ganar autonomía y reducir ulteriormente el precio de su producto final, para competir en uno de los mercados más aguerridos del mundo en el que la oferta del coche eléctrico ultra-tecnológico no para de crecer.

Perfecto para el coche eléctrico de 20.000 euros

Contar con una cadena de suministro local, fiable y capaz de reaccionar a un aumento de la demanda son ingredientes importantes para hacer realidad el que será el auténtico «coche del pueblo«. Un automóvil cero emisiones de 20.000 euros por el que suspiran millones de consumidores alrededor del mundo.

La democratización de la movilidad eléctrica pasa por ofrecer un producto completo a un precio competitivo, para que todas las rentas tengan la oportunidad de saltar al coche eléctrico y disfrutar de los beneficios y reducción de costes que sólo estos automóviles ofrecen.

Mientras que las marcas generalistas cubren los segmentos más altos del mercado con sus nuevas propuestas, Tesla quiere producir un automóvil de 20.000 euros donde no se renunciará a la tecnología puesto que contará con la capacidad de conducción autónoma total.

Para hacer realidad este coche eléctrico es necesario contar con una producción que no dependa de materiales o recursos de terceros países. La rápida reacción del ecosistema empresarial chino permite a Tesla contar, localmente, con todos los elementos necesarios para hacer realidad el coche eléctrico barato.

Servidores chinos para zanjar la polémica

La disponibilidad de elementos de producción locales es algo que no escapa a la tecnología. Esta semana se ha hecho pública la noticia de la creación de diferentes data center en China donde Tesla almacenará toda la información y datos de los clientes, incluidas las grabaciones que las cámaras de sus coches realizan durante la vida del automóvil.

La polémica surgida en China por el termo a los «secretos» que el ojo avizor del modo centinela de Tesla ha creado en el país asiático, ha provocado que el fabricante de Palo Alto anuncie a través de Weibo que los propietarios de podrán acceder a los datos de su vehículo, que ahora serán almacenados en servidores chinos.

El ojo indiscreto de Tesla ha sido acusado por el Ministerio de Defensa y otros organismos chinos de potenciales reveladores de secretos al acceder a ciertas instalaciones. El hecho de que cada Tesla grabe y suba a la nube el contenido registrado por las cámaras de sus coches, incluso cuando están aparcados en un parking, puede revelar secretos a terceras potencias.

Luchando contra las suspicacias

Como reportó reciénteme Reuters, el ejército chino había prohibido la entrada de cualquier coche de Tesla a sus instalaciones. El motivo de esta medida venía provocado por la creciente preocupación por la seguridad derivada de las cámaras instaladas en los vehículos.

Ante las acusaciones del potencial espionaje de los Tesla en empresas estatales, bases militares e instalaciones gubernamentales, Elon Musk intervino públicamente desmintiendo el riesgo de sus automóviles.

El CEO de Tesla quiso zanjar la polémica aludiendo a que «si Tesla usara coches para espiar en China o en cualquier lugar, nos cerrarían».

Esta polémica ha llevado a Tesla a almacenar todos los datos recopilados de sus vehículos en China localmente, para mantener la seguridad de estos segura en territorio chino.

Como resultado, Tesla anunció que almacenaría todos los datos capturados de sus vehículos en China localmente para mantener la seguridad de los datos del vehículo segura.

El comunicado oficial de Tesla en Weibo deja claro que la compañía ha «establecido un centro de datos en China para localizar el almacenamiento de datos y seguiremos agregando más centros de datos locales. Incluyendo todos los datos generados por las ventas de vehículos en el mercado continental chino en China«.

Compártelo: