La llegada de pick-ups eléctricas creará nuevos «ambientalistas accidentales» según el WSJ

En un artículo publicado recientemente por el Wall Street Journal, se analiza la creación e un nuevo y nutrido grupo de «ambientalistas accidentales» que sin saberlo se convertirán en promotores de la movilidad cero emisiones y limpia, en un segmento de mercado considerado como uno de los más contaminantes del mundo; Camionetas y pick-up.

A través de una representación e la realidad del mercado estadounidense de camionetas y camones ligeros tipo Pick-up que dominan la cultura y el mercado del país, el WSJ representa al estereotipo típico del usuario de estos vehículos, muchos de ellos escépticos sobre el calentamiento global.

La llegada de Rivian, Tesla y General Motors al sector de las camionetas está provocando un cambio accidental hacia la movilidad cero emisiones y la rebaja drástica de las emisiones, producida por este tipo de vehículos icono de la cultura made in USA.

Un cambio inconsciente

Un ejemplo de esto es la llagada del renacido Hummer en una versión únicamente 100% eléctrica. A día de hoy cientos de miles de compradores han realizado sus reservas del Hummer EV, una de las nuevas propuestas de la recién llegada Rivian, o bien la controvertida Cybertruck de Tesla.

La promesa de una gran autonomía, junto al potencial y músculo que el motor de combustión interna no puede igualar en estos vehículos, hacen que el mercado no pueda resistir el encanto de las camionetas que dominarán el futuro.

El potencial comprador de este tipo de vehículos dista mucho de los que adquieren un Tesla Model S por un marcado compromiso ambiental.

La publicidad y el marketing de los Hummer y otros protagonistas de este interesante y lucrativo segmento, se dirigen al aventurero, trabajador y aquellos que buscan experiencias al aire libre.

Transición involuntaria

La dureza y la fuerza han sido siempre un distintivo de las pic-up como la RAM, o la F-150 que ahora ven como los nuevos rivales cero emsiones rivalizan en diseño, prestaciones y potencia con los iconos térmicos del pasado.

Aventura antes que sostenibilidad

Mientras que en los orígenes del coche eléctrico los compradores eran personas más sensibles al cambio climático y la sostenibilidad del planeta. Ahora con la nueva oferta de camionetas cero emisiones el mensaje es visceral, donde la ‘ecología’ deja paso a la fuerza la dureza del vehículo, sus prestaciones, opciones del uso en entornos de trabajo y las capacidades todo terreno.

Los mensajes y la imagen son de productos destinados más a sobrevivir un Apocalipsis Zombi, que a salvar el planeta a base de reducir NOx y CO2 en nuestros itinerarios diarios.

Como consecuencia, negacionistas, escépticos, o simplemente personas indiferentes al problema de las emisiones, van a migrar a vehículos que ayudan de una forma decisiva a combatir el cambio climático y la sostenibilidad, casi sin percatarse de ese detalle.

Cada nueva Rivian, Hummer, o Cybertruck, vendida en los Estados Unidos puede suponer la eliminación de un camión ligero, donde el control de las emisiones nunca ha sido una prioridad.

Fuente | WSJ

Compártelo: