Los fabricantes canadienses se lanzan a conquistar el mercado de las tres ruedas. ¿Tendrán futuro?

Desde Frank Stronach a Daymak y ElectraMeccanica, un grupo de nuevos y conocidos fabricantes canadienses están invirtiendo una gran cantidad de dinero en construir y hacerse con el mercado de los vehículos de tres ruedas. ¿Están los compradores listos para estos vehículos?

Los vehículos de tres ruedas (conocidos en español como triciclos) han tenido una historia llena de baches, pero recientes investigaciones y desarrollos sugieren que el momento para estos vehículos ha llegado de nuevo. Más pequeños y compactos que los coches de pasajeros, pero más grandes y confortables que las motos, sin duda estos vehículos son peculiares.

Recientemente un grupo de empresas de Canadá, desde firmas históricas a nuevas compañías, han acordado el desarrollo y lanzamiento de este tipo de vehículos. Y no son los únicos.

A pesad de ser aún algo desconocido en las carreteras de América del Norte, este mercado es robusto y está en firme crecimiento. Vinculado a un valor de más de 9 mil millones de dólares americanos en marzo de 2020, las proyecciones apuntan a un valor de 13.7 en 2027.

A día de hoy, los principales importadores de estos vehículos desde Asia son América del Norte, la propia Asia y América Latina. La India y China han visto como la adopción de estos vehículos ha sido «explosiva» durante los últimos años. Se prevé que el área con mas potencial para estos vehículos sea América del Norte. Los fabricantes canadienses ven aquí una oportunidad y un reto, ya que la movilidad eléctrica ha sido disruptiva. Esto ha provocado la aparición de nuevas opciones de movilidad, sobre todo urbanas. 

Frank Stronach, fundador de Magna International, es bastante conocido y respetado dentro del mundo del automóvil. Stronach empezó en 1957 y se retiró del imperio multimillonario en 2012. No contento con su retiro, Stronach avanza con sus planes de fabricar un vehículo de tres ruedas y un sólo asiento llamado SARIT (Safe Affordable Reliable Innovative Transport), en las afueras de Toronto.

La planta destinada a la fabricación del SARIT tendrá una capacidad de entre 100000 y 500000 unidades al año, localizada en Aurora (Ontario). La construcción fue aprobada el 23 de marzo de este año y la producción comenzará a finales de este año, confirmaba Stronach.

Su diseño ligero y de una sola plaza se lanzará al mercado desde 4000 dólares americanos, unos 3300€. El SARIT estará situado en algún lugar entre una bici y un coche, con unas medidas (en centímetros) de 90 de ancho x 183 de largo x 150 de alto. Será capaz de recorrer 100km con una sola carga, con un pico de velocidad de 32 km/h. 

Relacionadas | Se presenta el Citroën AMi Cargo, un pequeño eléctrico de reparto

Fuente | Electric Autonomy Canada

Compártelo: