Pues si solo podemos ir a 30 km/h, nos compramos trikes eléctricos como este

Recientemente en España hemos vivido un cambio silencioso que ha impactado a millones de personas. Se trata del cambio de velocidad en las ciudades que ha rebajado el límite en las vías urbanas de un único sentido de circulación a 30 km/h. Una medida que afectará a entre un 60 y un 70% de las calles de España y que tiene como objetivo hacer ciudades más humanas, saludables y seguras, y que puede dar alas a las bicicletas eléctricas. Pero no todo el mundo quiere o puede montar en una bici, y por eso que alternativas como la DryCycle pueden ser una buena opción.

Se trata de un trike. Una modalidad con muchos más años de historia de lo que pensamos y que propone una bicicleta eléctrica, donde tenemos que pedalear y que recibimos la ayuda de un motor, pero con la diferencia de que contamos con cuatro ruedas, y sobre todo contamos con una estructura que nos protege tanto de las inclemencias meteorológicas como incluso del resto de vehículos.

Incluso dentro de su dotación de serie cuenta con elementos como un calentador de aire, manillar con calefacción, limpiaparabrisas, cinturón de seguridad, cierre automático de la capota, e incluso puede optar por un asiento con calefacción de forma opcional.

Y es que en la página del fabricante podemos ver que además de un diseño que mejora bastante lo que estamos acostumbrados a ver, este modelo ha sido sometido a pruebas de impacto para asegurarse de dentro de las limitaciones de este diseño, ofrecer un producto lo más seguro posible.

En el aspecto técnico este ingenio cuenta con uno de los mejores motores del mercado. El Shimano Steps E8000, que tiene una potencia nominal de 250 W y 70 Nm y que se alimenta de dos baterías de 504 Wh, que le permiten según el fabricante lograr una autonomía de 80 kilómetros con cada carga. Cuenta además con cambio electrónico Shimano Di2; luces integradas; y frenos de disco hidráulicos.

Todo eso lleva el peso del conjunto hasta los 120 kg, todo con una carga útil máxima de otros 120 kg y un precio que se pone a la altura de muchos coches eléctricos del mercado. Y es que hacerse con una unidad del DryCycle no será precisamente económico, ya que está a la venta y comenzando entregas y lo hace con un coste de 17.000 euros al cambio.

Un coste que lo convierten en el trike más caro del mercado y un auténtico Ferrari dentro de su sector donde por supuesto podremos encontrar alternativas más económicas, pero no con todo lo que ofrece este modelo.

Relacionadas | Organic Transit. Una bicicleta eléctrica y solar con estructura y hasta 77 km de autonomía

Más info | Drycycle

Compártelo: