Suecia quiere retirar todos los coches de combustión en 2030, incluso los que todavía circulen

El gobierno sueco tiene sobre la mesa una propuesta radical, pero que sería completamente efectiva a la hora de reducir al 100% las emisiones de escape de los coches que circulan por el país escandinavo. ¿La propuesta? Retirar todos los coches de combustión para el año 2030, incluso aquellos que ya circulen.

Para que este objetivo sea aún más eficaz, el país debería contar con un mix energético verde. Sin embargo, Suecia ya funciona con energía verde como la hidroeléctrica y la nuclear. Por contra, existen zonas desarrolladas del planeta en las que el mix energético es bastante «sucio» , como en California, donde el 50% de la electricidad proviene de combustibles fósiles, por lo que los coches eléctricos cuentan con unas emisiones asociadas mayores a las de Suecia.

En Estados Unidos, aproximadamente el 16% de la energía es hidroeléctrica, energía a la que algunos grupos ecologistas modernos se oponen. La energía nuclear, a la que también se oponen numerosos grupos, representa apenas el 9% del mix. El empeño de numerosas asociaciones y compañías por obtener el 100% de la energía usando únicamente energía solar y eólica provoca que en zonas como California la electricidad sea la más cara de todo el país.

La no oposición a cualquier fuente de energía baja en emisiones por una amplia parte de la sociedad sueca hará que prescindir de los motores de combustión en el transporte rodado no suponga un aumento en las emisiones derivadas de la generación de electricidad.

Cada día que pasa, los ciudadanos de los países desarrollados tenemos más claro (nos puede gustar o no) que la época de los motores de combustión en la automoción ha terminado. Todos los esfuerzos se centran en el desarrollo de coches eléctricos, mientras que los motores de combustión sólo reciben cuidados paliativos que permitan estirar su uso cinco o diez años más.

Numerosas marcas, motivadas por las nuevas preferencias de los clientes, los cada vez más estrictos límites de emisiones y las prohibiciones que muchos países están planteando para los coches gasolina y diésel, han comunicado que se centrarán exclusivamente en coches eléctricos a batería o de pila de combustible.

Hyundai, Stellantis, Ford, Volvo o Volkswagen son algunas de las empresas que actualmente cuentan con programas firmes en lo que a movilidad eléctrica se refiere. Por ejemplo, Audi está transformándose en un fabricante de soluciones de movilidad eléctrica premium, y planea lanzar hasta 20 nuevos modelos 100% eléctricos para 2025.

Relacionadas | La transición a los coches eléctricos no debería dejar a nadie atrás

Fuente | Science 2.0

Compártelo: