Volkswagen fabricará en España un nuevo SUV eléctrico asequible, el cual llegará en 2025 con hasta 400 kilómetros de autonomía y un precio de 20.000 euros

Tras muchas idas y venidas, aparentemente el Grupo Volkswagen ya ha diseñado la hoja de ruta definitiva para la comercialización de su gama eléctrica de acceso, conocida anteriormente como «MEB Entry Family» (actualmente no está claro si los integrantes de esta familia de vehículos asequibles se asentarán sobre la plataforma MEB o sobre la más moderna SSP).

Aunque inicialmente se esperaba que la compañía comenzara lanzando una gama de utilitarios equivalentes a los Volkswagen Polo, SEAT Ibiza y Skoda Fabia, finalmente los primeros en llegar serán tres SUV urbanos similares a los Volkswagen T-Cross, SEAT Arona y Skoda Kamiq. Mientras que el Volkswagen desembarcará en 2025, los SEAT y Skoda llegarán un año más tarde.

Los tres automóviles se fabricarán en la planta que tiene SEAT en Martorell (España). Mientras que el Volkswagen recibirá la denominación comercial ID.2, aparentemente todavía no se ha decidido cuál de las dos marcas de SEAT S.A. será la encargada de comercializar el modelo hispano: SEAT o CUPRA (o ambas, como ya ocurre con los León y Ateca).

El precio de partida de estos vehículos será inferior a los 20.000 euros antes de ayudas, y no se descarta que empleen baterías LFP (litio-ferrofosfato) para mantener los costes a raya. Una de las principales ventajas de esta química es su durabilidad, pues se espera que las celdas utilizadas por Volkswagen ofrezcan una vida útil de hasta 10.000 ciclos (es decir, varios millones de kilómetros).

Según versión, tendrán una autonomía comprendida entre los 250 y los 400 km WLTP. Por lo tanto, las variantes más capaces servirán incluso para viajar con relativa comodidad. Por el momento de desconocen más datos técnicos, pero si tenemos en cuenta que estos modelos sustituirán indirectamente a los Volkswagen e-up!, SEAT Mii electric y Skoda CITIGOe iV, posiblemente nos encontremos con unas prestaciones discretas.

Aunque los principales rivales de la «MEB Entry Family» serán el futuro Renault Twingo 4EVer y la enorme gama de B-SUV eléctricos de Stellantis, a todos ellos se adelantarán dos utilitarios eléctricos de corte asequible: el Renault 5 E-TECH Electric y el Citroën ë-C3, que llegarán en 2023 con un precio de partida inferior a los 20.000 euros.

Relacionadas | Volkswagen imita a Tesla y ahora pretende diseñar los chips para la conducción autónoma

Fuente | Edison

Compártelo: