Circular con un coche eléctrico en 2021 es más barato que si lo hiciéramos con un coche de gasolina en 1976… ¡incluso sin tener en cuenta la inflación!

Es por todos sabido que un coche eléctrico tiene un coste operativo muy inferior al de un modelo gasolina o diésel. Con el precio del combustible al alza, lo cierto es que a muchos usuarios comienzan a salirles las cuentas a la hora de analizar el ahorro que les supondría a medio plazo la compra de un eléctrico, que es a todas luces más eficiente que sus alternativas con motor de combustión interna.

Sin embargo, ¿hasta qué punto resulta económico un coche eléctrico frente a un modelo térmico? Hoy os vamos a exponer un ejemplo muy llamativo: circular con un coche eléctrico cargado con una tarifa con discriminación horaria es más barato que si lo hiciéramos en 1976 con un coche de gasolina… ¡sin tener en cuenta la inflación de los últimos 45 años!

Pongámonos en contexto. En el año 1976, el automóvil más vendido de España era el SEAT 127, un icónico utilitario del segmento B que fue sustituido en los años 80 por el siempre popular Ibiza. De acuerdo con las pruebas de época, su versión con motor de 903 centímetros cúbicos y 45 CV consumía alrededor de 8 litros de carburante a los 100 km en un uso mixto.

En 1976 el precio de la gasolina «súper» era de 31 pesetas, lo que equivale a 0,19 euros en la actualidad (1,93 euros si tenemos en cuenta la inflación). Por lo tanto, recorrer 100 km con un SEAT 127 nos costaría 1,52 euros (15,44 euros si tenemos en cuenta la inflación). ¿Cómo se comparan estos números con los de un coche eléctrico?

SEAT 133, antecesor del SEAT Mii electric

El automóvil de este tipo más vendido en nuestro país en abril de 2021 fue precisamente otro SEAT, el Mii electric. Este urbano del segmento A, dotado de un motor de 83 CV y unas baterías de 32,3 kWh útiles, podría considerarse heredero del muchas veces olvidado SEAT 133, hermano pequeño del 127. En nuestra prueba a 100 km/h (similar a un uso mixto ciudad/autopista), el pequeño SEAT logró un consumo medio de 13,8 kWh a los 100 km.

Cargando el coche con una tarifa con discriminación horaria (el precio regulado más bajo del día de ayer fue de 0,10691 euros/kWh), recorrer 100 km nos costaría 1,48 euros. Esta cifra es verdaderamente llamativa porque, como hemos dicho, resulta inferior al coste que suponía realizar el mismo recorrido con un 127 en 1976 sin tener en cuenta la inflación.

Como dato interesante, en 1976 un SEAT 127 de 4 puertas costaba 195.979 pesetas; es decir, 1.177,86 euros (12.194,75 euros con la inflación). Un SEAT Mii electric parte de los 18.800 euros, que se quedan en 11.800 euros tras las ayudas del Plan MOVES III. Por lo tanto, en relación al poder adquisitivo de su época, un SEAT 127 era más caro que un SEAT Mii electric en la actualidad.

Relacionadas | El CUPRA Born ya tiene precio: desde 31.600 euros, más barato que el Volkswagen ID.3

Compártelo: