El inminente Volkswagen ID.5 tendrá una autonomía máxima de 540 kilómetros

Durante la reciente presentación del ID.4 GTX, Volkswagen aprovechó para lanzar las primeras imágenes del inminente ID.5. Todavía camuflado, este modelo se reveló como una suerte de versión «coupé» del ID.4, del que se diferenciará principalmente por una luna trasera mucho más tendida. Por lo tanto, tanto la línea lateral como la zaga tendrán un diseño más deportivo.

Ahora, Volkswagen ha anunciado que gracias a su pronunciada caída del techo, el ID.5 logrará una autonomía máxima de 540 km WLTP; es decir, unos 20 km más que el ID.4 del que deriva. Queda patente pues que la aerodinámica del nuevo modelo mejorará notablemente a la de su hermano de gama, pues es capaz de igualar el alcance del más pequeño y ligero ID.3 Pro S, que cuenta con las mismas baterías de 77 kWh que las versiones más capaces del ID.5.

Esta mejora también se hará notar en su versión deportiva GTX: mientras que el ID.4 GTX se queda en 480 km WLTP, el ID.5 GTX llegará a los 497 km WLTP. Es de esperar que el resto de especificaciones técnicas se mantengan inalteradas (dos motores eléctricos, tracción total, potencia combinada de 299 CV, batería de 77 kWh, carga a 11 kW en corriente alterna y a 125 kW en corriente continua…).

La mecánica del resto de versiones tampoco debería recibir cambios. Por lo tanto, a falta de confirmación podemos esperar que el ID.5 esté disponible en cuatro variantes además del antes mencionado GTX: Pure (149 CV, 52 kWh), Pure Performance (170 CV, 52 kWh), Pro (175 CV, 77 kWh) y Pro Performance (204 CV, 77 kWh).

Es interesante señalar que el ID.4 no será el único SUV eléctrico de Volkswagen en recibir una carrocería «coupé», pues sus hermanos de Audi (Q4 e-tron) y Skoda (Enyaq iV) también dispondrán de variantes de este tipo. En el caso del Audi esta versión ya ha sido presentada (Q4 Sportback e-tron), mientras que el Skoda (Enyaq Coupe iV) se lanzará al mercado en breve.

En 2024 se unirá a todos ellos un cuarto modelo, el CUPRA Tavascan. Dado su carácter deportivo, solo estará disponible con la carrocería «coupé» de sus hermanos, por lo que en un principio no dispondrá de una variante convencional de corte más familiar. A pesar de todo, Volkswagen afirma que la pérdida de espacio asociada a estas carrocerías será mínima.

Tanto el ID.5 como el Q4 Sportback e-tron serán modelos de carácter global, mientras que el Enyaq Coupé iV estará más orientado al mercado europeo. Los dos primeros se producirá en Zwickau (Alemania), mientras que el último se ensamblará en Mlada Boleslav (Chequia). Todavía no está claro qué factoría se encargará de fabricar el Tavascan.

Fuente | Volkswagen

Relacionadas | El Volkswagen ID.4 GTX ya tiene precio en España: desde 50.705 euros

Compártelo: