El Nissan Ariya se retrasa indefinidamente por culpa de la falta de chips

La crisis de los semiconductores se ha cobrado una nueva víctima. El Nissan Ariya no llegará a tiempo al mercado y lo hará por culpa de la falta de chips que supondrá que el primer mercado, Japón, vaya a recibir una cantidad muy limitada a finales de 2021.

Según el fabricante nipón, el problema del suministro de componentes hará que aunque la apertura de pedidos en Europa pueda realizarse a finales de 2021 o 2022, las entregas todavía no tengan fecha.

Se espera que las líneas de producción japonesas se pongan en marcha a finales de este año, pero solo en pequeñas cantidades y centradas en la versión de acceso con un motor y la batería de menor capacidad, 63 kWh brutos que le permiten llegar a los 360 km de autonomía WLTP.

Unas entregas que serán puramente simbólicas al carecer la marca de suficientes chips como para iniciar una fabricación en mayor volumen.

Los planes iniciales eran de que el inicio de las entregas y producción arrancase a mediados de este 2021. Pero la crisis del covid-19 frenó los planes. Ahora se ha sumado la crisis de los chips, que hace que de nuevo se retrase un modelo presentado de forma oficial a mediados del pasado año, pero cuyo diseño conceptual que era un 90% parecido al definitivo ya lo hemos visto desde 2019.

Se presenta el nuevo Nissan Ariya: todos los detalles

Esto supondrá un nuevo golpe a un modelo que tenía la labor de mejorar las cifras de ventas de coches eléctricos de Nissan que ha pasado de líder a caminar hacia la irrelevancia perdiendo entre 2018 y 2019 un 22% de ventas en su LEAF, mientras que hasta abril de este año se ha hundido un 73% respecto al 2020.

Un hueco que debería cubrir el nuevo Ariya que cumple con casi todo lo que se le puede pedir a un eléctrico, diseño, prestaciones, batería refrigerada, carga rápida por CCS, pero un proyecto que de nuevo ha empezado con mal pie por culpa de un retraso que provocará que su llegada sea tardía en un momento donde la competencia aprieta de forma más que importante, principalmente en su segmento.

Relacionadas | El Nissan Ariya lleva acumuladas 34.000 reservas un año después de su presentación. ¿Éxito o fracaso?

Fuente | Bloomberg

Compártelo: