General Motors y su pila de combustible de hidrógeno moverá aviones y trenes eléctricos

General Motors  tras completar los prototipos de automóviles movidos mediante una pila de combustible de hidrógeno, se prepara para dar el salto a la industria del transporte de altos vuelos. De la mano del hidrógeno el gigante norteamericano pretende conquistar los trenes y la aviación comercial.

El reciente anuncio realizado en colaboración con Liebherr-Aerospace marca el futuro de la compañía y sus planes para un futuro electrificado de bajas emisiones para el transporte.

General Motors y Liebherr-Aerospace unirán fuerzas para desarrollar un sistema de demostración de generación de energía a través de una pila de combustible de hidrógeno para aeronaves.

Se fabricará en Europa

El proyecto nacido de esta asociación se basará, en parte, en la tecnología de pila de combustible HYDROTEC de GM y se construirá en Liebherr-Aerospace en Toulouse, Francia.

GM proporcionará sus pilas de combustible HYDROTEC Power Cube y el todo el sistema de pila de combustible. Además suministrará los controles y modelos de software de GM.

El gigante estadounidense a través de su relación con Honda, es uno de los desarrolladores de pilas de combustible más avanzados del mundo, con tecnología que cubre muchas aplicaciones, ahora incluyendo aeroespacial.

Un futuro para una aviación cero emisiones

Para el Director Ejecutivo de GM – Global HYDROTEC Charlie Freese, «las aeronaves son una gran prueba de fuego para la resistencia y versatilidad de nuestras pilas de combustible HYDROTEC«.

Según Freese la «tecnología puede abordar las necesidades de los clientes en una amplia gama de usos: en tierra, mar, aire o ferrocarril, y esta colaboración con Liebherr podría abrir nuevas posibilidades para las aeronaves, en transición a fuentes de energía alternativas«.

Por su parte, Liebherr es uno de los principales proveedores mundiales de sistemas integrados a bordo para las aeronaves. El concepto de sistema de aeronaves integrado de Liebherr se beneficia de décadas de inversión en gestión térmica a bordo y gestión de energía a bordo.

La descarbonización del transporte provoca un cambio tecnológico de gran calado que según Francis Carla, Director General y Director de Tecnología de Liebherr-Aerospace & Transportation SAS: «El cambio del sistema de generación de energía eléctrica convencional a un sistema de generación de energía eléctrica basado en la tecnología de hidrógeno significa importantes modificaciones de sistemas a bordo de la aeronave, que podrían resultar en un mejor y mayor eficiencia en el rendimiento del avión«.

Fuente | General Motors

Compártelo: