Honda lanzará en 2022 un deportivo eléctrico de diseño retro derivado del Honda e

Honda ha anunciado que en marzo de 2022 finalizará la producción del S660, uno de sus modelos estrella en Japón. Este pequeño kei car, heredero del Honda Beat de los 90, ha cosechado un interesante éxito en su mercado de origen, situándose como uno de los modelos «halo» de la compañía junto con el superdeportivo híbrido NSX.

A pesar de que el adiós del S660 es una triste noticia para los amantes de los automóviles pasionales, la prensa nipona ya se está haciendo eco del hipotético desarrollo de su sustituto indirecto, que abandonará la categoría kei car para convertirse en un turismo con todas las de la ley (lo que facilitará su comercialización en el extranjero)… y pasará a ser 100% eléctrico.

Aparentemente, el nuevo deportivo eléctrico de Honda hará uso de la plataforma del Honda e, un pequeño utilitario de tracción trasera que actualmente se vende en mercados como Europa. Estéticamente se inspirará en el prototipo Honda Sports EV Concept de 2017, y podría retomar la denominación comercial CR-Z, recientemente renovada por la marca.

De acuerdo con una serie de imágenes procedentes de la oficina de patentes, algunos detalles cambiarán respecto al concept car. Para empezar, el capó será más corto, mientras que la caída del techo será menos pronunciada. Esto tendrá como resultado unas proporciones completamente diferentes, más similares a las de un deportivo de motor central.

No está claro si el Honda «CR-Z» definitivo contará con una potencia superior a los 154 CV que eroga el Honda e más potente; sin embargo, lo que es casi seguro es que su batería tendrá una capacidad superior a los escasos 35,5 kWh del utilitario, que ha sido duramente criticado por ofrecer una autonomía demasiado conservadora (222 km WLTP).

Con todo, la plataforma del Honda e resulta ideal para el desarrollo de un deportivo de bolsillo de dimensiones similares al Mazda MX-5, pues además de ser tracción trasera, cuenta con un reparto de pesos casi perfecto, con suspensiones independientes MacPherson en ambos ejes y con un sistema de vectorización de par.

De acuerdo con la prensa japonesa, los primeros prototipos llevan ya un tiempo circulando por los alrededores de la sede de Honda en Tokio. Su lanzamiento en un principio tendrá lugar nada más finalice la vida comercial del Honda S660, por lo que verá la luz el año que viene. Es muy probable que además de en Japón también se venda en Europa, pues además de servir como buque insignia de la nueva era eléctrica de Honda, también le permitirá rebajar su media de emisiones.

Fuente | carsensor.net

Relacionadas | Honda quiere enmendar el error del «e» con el nuevo SUV eléctrico e:prototype

Compártelo: