Iberdrola y BeePlanet inauguran su primer punto de carga para coches eléctricos alimentado con baterías de segunda vida

Iberdrola y BeePlanet han instalado hoy su primer punto de carga para coches eléctricos alimentado a través de un sistema de almacenamiento creado con baterías de segunda vida. Dicha estación se sitúa en el Área 175 del grupo Avanza (kilómetro 175 de la A3 Madrid-Valencia) y permitirá cargar simultáneamente cuatro vehículos.

El sistema de baterías tiene una capacidad de 200 kWh y ofrece una potencia de 100 kW, pudiendo cargar de forma ininterrumpida durante dos horas a máxima potencia. Esta solución, además de permitir alinear la electromovilidad con la economía circular, es ideal para aquellas ubicaciones donde la potencia de la red sea insuficiente y se quiera incrementar.

En caso de que las baterías se agoten, el sistema de carga funcionará con la potencia de la propia red. El sistema está formado por un contenedor marítimo donde se instalan las baterías procedentes de 14 vehículos eléctricos y unos puntos de carga suministrados por Ingeteam. Al alargar la vida útil de las baterías, se reducen en un 70% las emisiones de dióxido de carbono respecto al empleo de una batería nueva.

Tanto Iberdrola como BeePlanet se encuentran actualmente estudiando el despliegue de esta solución en otras ubicaciones. Raquel Blanco, directora global de Smart Mobility, declaró durante el evento de inauguración que «esta iniciativa muestra la capacidad de respuesta de la innovación para ofrecer soluciones en el ámbito de la movilidad sostenible».

«En Iberdrola trabajamos desde hace años desarrollando la infraestructura de recarga necesaria para hacer de la movilidad eléctrica una realidad, acompañando el desarrollo del vehículo eléctrico y la tecnología. Este proyecto, además de incorporar soluciones innovadoras, nos permite avanzar en conceptos de economía circular, como el empleo de baterías de segunda vida y el desarrollo sostenible con soluciones más eficientes y más respetuosas con el medio ambiente».

Jon Asín, director ejecutivo de BeePlanet, afirma por su parte que «las soluciones de almacenamiento de energía a partir de baterías de segunda vida comercializadas por BeePlanet Factory son el complemento idóneo para los emplazamientos de recarga rápida de vehículos eléctricos».

«Con ellas se habilita la instalación de infraestructura de recarga rápida en ubicaciones con limitaciones de red y permite también disminuir los picos de potencia asociados al proceso de carga. De esta manera, facilitan el despliegue de una red de recarga rápida en vías públicas, además de un mejor grado de servicio a los usuarios finales».

Relacionadas | ¿Cómo es la curva de carga rápida del Dacia Spring?

Compártelo: