Las primeras pruebas de autonomía del Mercedes-Benz EQS muestran que podrá ir de Santiago de Compostela a Madrid sin recargar

Cuando se presentó el nuevo coche eléctrico de Mercedes, el EQS, muchos alabaron el diseño aerodinámico del vehículo que se colocaba en lo más alto de la industria del coche con un coeficiente de solo 0.20 Cx. Ahora las primeras pruebas demuestran que la berlina será un gran rutero gracias a una autonomía muy cercana a los modelos de combustión interna.

Así lo ha podido comprobar la revista alemana Auto Motor Sport, que han tenido la oportunidad de hacer una prueba en exclusiva con el EQS en un recorrido real por las autovías germanas, donde han descubierto no solo que esta propuesta es atractiva en lo visual, sino también que Mercedes ha logrado diseñar un sistema extremadamente eficiente que le permite lograr un consumo digno de un pequeño utilitario.

El encargado del test ha sido el jefe de redacción de la revista, Alexander Bloch, que ha destacado aspectos como el silencio sepulcral que hay dentro del habitáculo. Un trabajo muy intenso por parte de una marca obsesionada con que el ruido del exterior no traspase el cuerpo y que ha logrado un nivel elevado en el caso del EQS.

Según Bloch «…hay mucho trabajo en el túnel de viento en partes de vehículos supuestamente simples, como pilares A o retrovisores exteriores, hasta que el nivel de ruido en el interior coincide con los requisitos de lujo y comodidad de un EQS. Nunca me había sentado en un automóvil eléctrico más silencioso . En general, ningún otro fabricante ha tenido éxito en la misma filosofía con su filosofía consistentemente orientada al confort. Esto coloca al EQS al menos dos dimensiones por encima de un modelo Tesla Model S«.

Autonomía real del Mercedes EQS

Pero mientras que cuestiones como el confort en marcha son importantes para una berlina como esta, más todavía es su eficiencia y autonomía.

En este caso la revista ha probado la versión de mayor autonomía. La dotada de tracción trasera y batería de 107.8 kWh útiles que se ha enfrentado a una ruta entre Múnich y Berlín. Un recorrido predominantemente por autovía donde el EQS ha mostrado todo su potencial.

Por ejemplo, esta berlina de 5.2 metros de largo ha logrado un consumo medio a 130 km/h de apenas 15 o 16 kWh a los 100 km. Algo que haciendo una regla de tres, con una carga entre el 100% y el 20%, el EQS podría recorrer a esta velocidad unos 573 km. Y eso con solo el 80% de su batería y a una velocidad constante por autovía.

Según las mediciones de la prueba, el EQS ha logrado hacer el recorrido entre las dos ciudades alemanes completando un total de 638 kilómetros, y quedando todavía en la reserva 48 kilómetros. Algo que nos daría un total de haber circulado hasta el 0% de unos 686 kilómetros. Suficientes para cubrir sin parar a recargar los 600 km que separan a Santiago de Compostela de Madrid, o los 590 km entre Teruel y Almería.

Pero tan importante es su autonomía y eficiencia, como su capacidad de carga rápida. Y en este caso Mercedes parece que tampoco ha dejado el trabajo para otro momento. No llega a las cifras brutales de otras propuestas como el Porsche Taycan, pero el EQS ha logrado cargar a un máximo de 200 kW en una estación de IONITY, logrando una media en la sesión de 163 kW.

Esto se traduce en que esta unidad en condiciones reales ha logrado pasar del 6% al 80% de SoC en apenas 32 minutos. No menos llamativo es que en solo 15 minutos la berlina puede recuperar 300 km de autonomía. Por supuesto, algo para lo que será necesario contar con estaciones de carga ultrarrápida.

Para el redactor el resultado es una propuesta que supera al Tesla Model S. Algo que sin duda es bueno para el coche eléctrico donde las nuevas propuestas intentan superar a lo establecido en una carrera donde el principal beneficiado será el consumidor que tendrá cada vez más y mejores alternativas entre las que elegir.

Relacionadas | Superbaterías, el Top 10 de los coches eléctricos con baterías con mayor capacidad

Fuente | AMS

Compártelo: