Los coches eléctricos de Volvo y Polestar podrán cargar a un precio reducido en la red de IONITY: 0,35 euros/kWh

IONITY es una de las redes de carga ultra-rápida más ambiciosas del panorama europeo. Este consorcio, creado por BMW, Ford, Mercedes-Benz y Volkswagen (a las que se unió más tarde Hyundai-KIA), cuenta a día de hoy con un total de 345 estaciones operativas en toda Europa, a las que habría que sumar otras 42 que ahora mismo se encuentran en construcción.

A pesar de que pocas iniciativas cuentan con el despliegue de puntos ultra-rápidos del que hace gala IONITY, lo cierto es que la red ha recibido fuertes críticas por parte de algunos usuarios (e incluso de ciertos directivos de los fabricantes fundadores) debido a sus elevadas tarifas (0,79 euros/kWh, lo que la convierte en la red de carga pública más cara de nuestro país).

Sin embargo, no hay que perder de vista que IONITY ofrece precios reducidos para los propietarios de vehículos eléctricos fabricados por los miembros del consorcio. Ahora, las marcas suecas Volvo y Polestar han llegado a un acuerdo con IONITY y la plataforma Plugsurfing para que sus eléctricos (XC40 Recharge, C40 Recharge, Polestar 2…) disfruten de tarifas más bajas.

Así, a partir del 1 de julio IONITY solo cobrará 0,35 euros/kWh a los propietarios de un Volvo o un Polestar eléctrico. Esta promoción solo tendrá validez durante los primeros doce meses de propiedad del vehículo; además, los usuarios tendrán que utilizar la tarjeta de recarga de Plugsurfing o en su defecto la app (los coches eléctricos de Volvo y Polestar incluyen de serie la membresía en Plugsurfing).

Las nuevas tarifas se han añadido a la app «Volvo Cars» (antes «Volvo on Call»). «Volvo Cars tiene como objetivo cambiar el actual panorama fragmentado de carga pública en una experiencia integral que sea conveniente y sin complicaciones», explica Olivier Loedel, director del ecosistema de electrificación de la compañía escandinava.

Para el año 2030, Volvo planea tener una gama compuesta exclusivamente por modelos 100% eléctricos, los cuales además solo se podrán comprar de forma online, ya sea desde casa o desde el distribuidor oficial (los concesionarios de la marca no cerrarán, pues seguirán funcionando como salas de exposición, servicio técnico, etc).

Para complementar esta transformación, Volvo planea renovar por completo su app «Volvo Cars» para adaptarla a los nuevos tiempos, convirtiéndola en una plataforma digital que integrará funciones como la localización de puntos de carga, la monitorización remota del proceso de carga, los pagos, etc.

Fuente | Electrive

Relacionadas | Volvo abre el libro de pedidos del nuevo C40 Recharge 100% eléctrico

Compártelo: