Panasonic vende su participación en Tesla por 3.600 millones de dólares

Panasonic, el principal proveedor de celdas de batería de Tesla, ha anunciado hoy la venta de su participación en el fabricante de coches eléctricos por una cifra milmillonaria. Sin embargo, esto no alterará sus planes de colaboración, pues ambas compañías seguirán trabajando codo con codo en sus proyectos comunes.

Tesla y Panasonic a día de hoy operan de forma conjunta la mayor fábrica de baterías del mundo, Giga Nevada. Además, también se espera que Panasonic fabrique bajo licencia las novedosas celdas 4680 que presentó Tesla el año pasado; de hecho, la empresa ya ha comenzado a trabajar en las líneas piloto en su país natal, Japón.

La relación entre ambas compañías se remonta más de una década, pues fue en el año 2010 cuando Panasonic, por entonces un gigante tecnológico mucho más relevante a nivel internacional que Tesla, tomó la decisión de invertir en la joven marca especializada en coches eléctricos. Desde entonces, el valor de Tesla en el mercado bursátil se ha incrementado de forma dramática.

Esto ha sido especialmente beneficioso para Panasonic, que hace once años invirtió 30 millones de dólares en Tesla… los cuales ahora se han transformado en 3.600 millones de dólares. Por lo tanto, el proveedor asiático ha logrado cerrar un negocio redondo, consiguiendo unos beneficios monstruosos sin que la venta afecte a su relación con Tesla.

«Nuestra relación con Tesla como socio comercial no cambiará en el futuro», ha confirmado un portavoz de Panasonic a los medios de comunicación. Recordemos que aunque la asociación entre ambos aliados ha sufrido varios altibajos a lo largo de los últimos años, sobre todo durante la rampa de producción del Model 3, actualmente Panasonic continúa siendo una pieza clave dentro de los planes de expansión de Tesla.

De hecho, la firma californiana confirmó recientemente que aunque se introducirá en el negocio de la fabricación de baterías por su cuenta, seguirá contando con el suministro de Panasonic. Aparentemente la empresa nipona aprovechará los beneficios obtenidos de la venta de su participación en Tesla para llevar a cabo una inversión masiva en la fabricación de celdas 4680, las cuales también ofrecerá a otros grupos automovilísticos.

Fuente | Reuters

Relacionadas | ¿Cómo afectará la apertura de la red de supercargadores a otras marcas a los clientes de Tesla?

Compártelo: