Nueva mega prueba de autonomía real de 20 coches eléctricos en Noruega. El Tesla Model 3 domina, el BMW iX3 sorprende

Una de las principales características que quieren saber los posibles compradores de un coche eléctrico es su autonomía. Asimismo, esta suele ser la primera excusa que ponen las personas a las que no convence esta tecnología: «¿Y si me quedo sin batería y quedo tirado?». Por ello, cada modelo está obligado a establecer un rango de kilómetros que, en condiciones normales, recorrerá con una sola carga. Sin embargo, muchas veces esta cifra puede variar por muchos factores y en la vida real suele distar (mucho o poco) de la que homologan los vehículos.

De esta manera, a pesar de que las normativas cada vez se ajustan más a los valores reales de autonomía, sí es importante tener en cuenta que no siempre es así. Muchos modelos pueden circular 10 kilómetros más o menos de lo que marcan. Pero otros incluso superan sus datos en varias decenas de kilómetros. Por ello, aquí os dejamos una serie de pruebas reales para dar una idea de cómo varían los rangos de estos coches eléctricos.

De los 20 modelos probados, el que más autonomía demostró tener es el Tesla Model 3 LR. El sedán de la compañía fundada por Elon Musk circuló durante 654,9 kilómetros con una sola carga. Conducido por diferentes carreteras, siempre respetando el límite de velocidad, el vehículo hizo casi 41 kilómetros más de los que homologa, ya que en su ficha aparecen 614 kilómetros.

En segunda posición quedó el Ford Mustang Mach-E RWD, con 617,9 kilómetros de autonomía real. Este automóvil 100% eléctrico homologa unos 610 kilómetros de autonomía, lo que hace que se acerque mucho a la realidad. El pódium lo cerró un Volkswagen, en este caso el ID.3 Pro S, que recorrió 564 kilómetros con la batería completa. A pesar de que el coche homologa solo 539 kilómetros.

El consumo del BMW iX3, lo que más sorprende

Sin embargo, uno de los modelos que más sorprendió fue el BMW iX3. Este vehículo destacó por la diferencia que existe entre la autonomía que homologa y la real. Así, con su batería completamente cargada pudo circular durante 556,2 kilómetros, superando en más de 100 kilómetros los 450 kilómetros de autonomía oficiales de los que dispone.

Otra variante del Mustang Mach-E, en este caso el AWD, desarrolló 551,9 kilómetros de autonomía. Algo más que los 540 kilómetros de los que dispone en su ficha técnica. El Volskwagen ID.4 1st Plus circuló durante 532 kilómetros, bastante más que los 487 kilómetros que homologa. Al igual que el Audi e-tron GT quattro, que marca 468 kilómetros y pudo recorrer 528,1 kilómetros.

El Skoda Enyaq High + Suite casi iguala sus cifras, ya que dispone de 520 kilómetros y desarrolló en la vida real 522 kilómetros. El Hyundai Ioniq 5 circuló 502 kilómetros con una cola carga eléctrica, 42 kilómetros más de los que homologa.

Por su parte, el Polestar 2 es el primero de la lista que no cumple lo ‘prometido’. Así, circuló solo 467 kilómetros, pese a disponer de 470 kilómetros de autonomía homologados. La versión SR del Model 3 de Tesla demostró una autonomía real de 454,4 kilómetros, 6 más de los que homologa.

Otro de los modelos probados fue el Mercedes-Benz EQA, que circuló 451,8 kilómetros, pese a que sus datos dicen que solo dispone de 417 kilómetros de autonomía. El Volvo XC 40 Recharge también demostró 445,4 kilómetros, 30 más que sus cifras oficiales.

Más modelos

Xpeng G3

Por su parte, el Xpeng G3 solo pudo ser conducido durante 438,9 kilómetros, menos que los 451 que homologa. Por su parte, el Volkswagen ID.3 1st Plus casi iguala con exactitud su marca, con 421 kilómetros, uno más de lo que pone en sus papeles.

El Citroën ë-C4, producido en España, circuló durante 345 kilómetros, cinco menos de los que homologa. Mientras que el Opel Mokka-e, también del grupo Stellantis, tiene una autonomía real de 332,4 kilómetros, algo más de lo que marca (324 kilómetros).

Además, el Fiat 500 circuló 307,8 kilómetros, en vez de los 298 que homologa. El Honda e, que a priori dispone de 210 kilómetros con una carga, anduvo hasta 236,2 kilómetros. Igual que el Mazda MX-30, que alcanzó los 219,6 kilómetros pese a disponer de 200 kilómetros.

Por último, como coche de referencia se incluye el Hyundai Kona eléctrico de 64 kWh, que alcanzó los 537 kilómetros de autonomía pese a que se vende como que solo puede circular 484 kilómetros con una sola carga.

Fuente | Motor.no

Relacionadas | Así está aumentando la autonomía del coche eléctrico, año tras año

Compártelo: