Renault y Shell podrían unirse a la red de carga ultra-rápida IONITY

IONITY es actualmente una de las principales redes de carga ultra-rápida de ámbito europeo. Impulsada inicialmente por BMW, Daimler (Mercedes-Benz), Ford y Volkswagen (a través de Audi y Porsche), actualmente esta iniciativa también cuenta con el apoyo de Hyundai y KIA, que se unieron al consorcio a finales del año pasado.

Aparentemente, la adición de las marcas coreanas solo fue el principio de la expansión de IONITY, pues un informe publicado por Automotive News Europe señala que tanto el fabricante Renault como la petrolera Shell estarían interesados en pasar a formar parte del proyecto para reforzar sus respectivas estrategias de electrificación.

Por el momento ni Renault ni Shell han hecho comentarios al respecto, si bien se sabe que las ofertas por una participación de entre el 20% y el 25% (valoradas en 400-500 millones de euros) vencen en julio. Por lo tanto, es muy probable que en los próximos días se anuncie la decisión final de ambas compañías.

Ya en 2017 Shell e IONITY firmaron un acuerdo para construir conjuntamente varias estaciones de carga rápida en 10 países europeos. Actualmente la petrolera angloholandesa está tratando de diversificar su negocio, por lo que su entrada en IONITY podría considerarse un movimiento estratégico clave de cara a su conversión.

Renault por su parte es uno de los mayores fabricantes de coches eléctricos del viejo continente; además, a corto plazo lanzará una completa ofensiva de productos eléctricos (Megane E-TECH Electric, Morphoz, R5 remake…). Respaldar este despliegue con una infraestructura de carga a la altura será de gran importancia para que sus productos alcancen el éxito.

Recordemos que los vehículos fabricados por las marcas socias de IONITY disfrutan de tarifas reducidas a la hora de cargar en la red, la cual tiene un coste muy elevado para el resto de usuarios (con 0,79 euros/kWh, se presenta como la alternativa más costosa del panorama actual). Posiblemente esta haya sido una de las principales motivaciones de Renault a la hora de evaluar su entrada al consorcio.

Actualmente IONITY tiene 348 estaciones activas, a las que habría que sumar otras 45 que se encuentran en construcción. El objetivo del proyecto es cubrir las principales vías europeas con puntos de carga de hasta 350 kW, una de las potencias más elevadas ofrecidas a día de hoy por una red de este tipo.

Fuente | Automotive News Europe

Relacionadas | Los coches eléctricos de Volvo y Polestar podrán cargar a un precio reducido en la red de IONITY: 0,35 euros/kWh

Compártelo: