Así será el Porsche Macan eléctrico

Muchos fans de Porsche están esperando un nuevo movimiento de la marca dentro del sector del coche eléctrico. Y es que aunque el Taycan es una propuesta impresionante, su tamaño y precio la hacen imposible para muchos. Es por eso que el Macan se ha convertido en una esperanza que ahora ha presentado el aspecto de su nueva versión que arrancará con versiones gasolina, pero que en 2022 debutará con una eléctrica que usará esta propuesta misma estética.

Como es habitual en la marca de Stuttgart, los cambios son mínimos. Incluso para muchos imperceptibles. Pero lo más importante para nosotros es que así será el exterior y el interior del futuro Porsche Macan eléctrico que llegará en 2022 al mercado.

El nuevo Macan trae algunas novedades, como un diseño algo más moderno donde nos encontramos nuevos faros delanteros Full LED que son de serie en todas las versiones. También se han modificado algo el aspecto de las tomas de aire del paragolpes delantero y los espejos retrovisores.

En su interior vemos más novedades, destacando la instalación de una consola central donde se ha instalado el sistema de info-entretenimiento con una nueva pantalla táctil Full HD de 10,9 pulgadas. Un espacio donde han desaparecido muchos de los botones físicos sustituidos por opciones en dicha pantalla. Un aspecto tradicional que sin duda gustará a los fans de Porsche.

Porsche Macan eléctrico

Pero sin duda una de las partes con mayor potencial para la versión eléctrica estará en el sistema de propulsión. En este caso Porsche optará por trasladar una versión adaptada del sistema de 800 voltios del Taycan. Algo que nos asegura que habrá grandes posibilidades dinámicas.

En el caso del Macan gasolina, las opciones irán desde los 265, 280 y 440 CV de la versión más potente, la GTS. Algo que si Porsche se propone, podrán quedarse en pequeñas en la versión eléctrica.

Y es que en el caso del propio Taycan, la versión menos potente cuenta con 300 kW (408 CV). Eso para la más accesible. Si nos vamos a la siguiente, la 4S, la potencia aumenta hasta los 390 kW (530CV) sin hablar ya de la Turbo, 500 kW (680 CV) o la más radical Turbo S, con sus monumentales 560 kW (761 CV).

Es de esperar que Porsche opte por al menos de inicio por las versiones más bajas, 300 kW y 390 kW, que le permitirán ser más rápidas que la variante más deportiva gasolina, la GTS. Sin duda una señal del cambio que se avecina.

Queda por ver como solucionan la cuestión de la autonomía, que puede ser un clavo más en el ataúd de la versión de combustión. Y es que si Porsche se decide como indican los rumores a instalar una batería de 100 kWh, unos 600 km homologados. Algo que será posible ya que como recordamos, este modelo se asentará en la nueva plataforma modular PPE. Si a esto añadimos un sistema de carga ultrarrápida de 270 kW pico, sin duda lograrían poner en el mercado un producto de máximo interés.

Relacionadas

Compártelo: