El mercado de cargadores para coches eléctricos aumentará en más de 20.000 millones de euros

La falta de puntos de recarga en España es uno de los principales problemas para los compradores de coches eléctricos. Así lo confirmaba José Vicente de los Mozos, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac), asegurando que en nuestro país la cuota de mercado de los coches eléctricos es del 4,8%, muy por debajo del resto de países europeos.

En España actualmente hay operativos 11.517 puntos de recarga, haciendo una media de 245 por cada millón de habitantes, la segunda más baja de la UE y muy lejos de la media europea (573 por cada millón de habitantes).

Pero no sólo eso, pues estudios como el realizado por Coches.net afirman que del 58% de los encuestados que no se plantean la compra de un coche eléctrico el 62% no lo hace por falta de infraestructuras de recarga.

Hace unos días, la ACECA (Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles) presionaba a la Unión Europea con el fin que desde Bruselas se obligase a los estados miembro para que incentiven la implantación y el crecimiento de redes de carga para el coche eléctrico y puntos de repostaje de hidrógeno.

Estudio de SpendEdge sobre el mercado

A pesar de todo, el mercado de puntos de recarga aumentará en más de 20.000 millones de euros con una tasa compuesta anual de casi el 25,62% hasta 2025 según el informe «Mercado de cargadores de automóviles eléctricos» de SpendEdge. Además, se prevé que los precios aumenten entre un 5% y un 10% durante el período de pronóstico.

En su informe, además, incluía a los que se suponen que serán los principales proveedores con mejores criterios y estrategias de negociación; Schneider Electric SE, Siemens AG, ABB Ltd, Tesla Inc y Eaton Corp. Plc.

Otros informes relacionados

La compañía ha realizado además otros estudios relacionados con el futuro de los componentes eléctricos. Entre ellos, el crecimiento de los paneles solares, con una tasa compuesta anual del 10,72% durante 2021-2025. Los precios aumentarán entre un 4% y un 6% durante el período de pronóstico y los proveedores tendrán un poder de negociación moderado en este mercado.

Algunos gobiernos ya están trabajando para conseguir el objetivo lo más pronto posible. Es el caso del Gobierno de España, el cual pretende alcanzar para el año 2023 unos 250.000 coches eléctricos y 100.000 puntos de recarga.

Relacionadas | Idoneo y Wenea se unen para impulsar la movilidad eléctrica en España

Compártelo: