Tesla confirma que la Gigafábrica de Alemania comenzará su producción antes de terminar el año

Durante la presentación de resultados, Tesla ha dado una buena cantidad de actualizaciones sobre sus cuentas, pero también sus trabajos con nuevos productos e instalaciones. Entre esto destaca la confirmación de que a pesar de los imprevistos, la fábrica de Tesla en Alemania arrancará su producción antes de terminar este mismo año.

Elon Musk ha indicado que tanto la planta de Alemania, como la de Texas, tendrán sus líneas de producción listas para iniciar una producción limitada a lo largo del mes de noviembre o diciembre. Algo que por un lado supone un retraso respecto a los planes iniciales que indicaban este mes de julio como objetivo inicial, pero que permitirá iniciar el 2022 con todo listo para escalar la fabricación.

Un proceso que el propio Musk ha indicado que estaba siendo una agonía, o el famoso «infierno de producción», que hace mención a las dificultades de lograr una velocidad considerable en las líneas de fabricación de sus modelos, y de lo que parece no se librarán las instalaciones alemana y texana.

Desde Tesla también se han dado nuevos detalles de la producción del Model Y que se fabricará en Texas y Alemania, del que han indicado contará también con una única pieza de fundición de aluminio para la estructura de la carrocería trasera, incluidos los rieles de protección, que se sumará a la delantera que ya se usa en la planta de California. Algo que se espera permita facilitar y abaratar la producción.

Pero sin duda el punto más complejo en estos momentos para el Model Y europeo será la cuestión de las baterías. En principio estaba previsto que debutase ya con el sistema de batería estructural, que prescinde del pack y que usará las nuevas celdas 4680. Pero estas todavía no están listas para su producción, y desde Tesla no tienen claro al 100% que lo vayan a estar a tiempo para el inicio de la producción en la planta alemana.

Es por eso que desde la compañía se ha indicado que trabajan en un plan B, que supondría dar un paso atrás y regresar a las celdas 2170 y el sistema de pack tradicional. Algo que tendría su impacto económico ya que el propio Musk ha indicado que el formato estructural es más eficiente desde el punto de vista económico.

Mientras se soluciona este aspecto, Tesla ha confirmado el inicio de las exportaciones de Model Y desde China a Europa, con unas primeras entregas que tendrán lugar a lo largo de este próximo mes de agosto.

Una apuesta por la fábrica de Alemania, donde Tesla ha indicado tienen como objetivo lograr una producción de 500.000 unidades del Model Y y el Model 3 anualmente. Algo que reforzará su liderato en las ventas de coches eléctricos en Europa, dominadas con mano de hierro por el Model 3, y donde el Model Y podrá desembarcar con fuerza gracias al apetito de los europeos por los SUV.

Vía | Autonews

Compártelo: