Tesla ofrece el Hardware 3.0 por 1500 euros a propietarios que aún no lo tienen y quieren acceder al sistema de suscripción

Tras una larga espera y múltiples anuncios, Tesla ha lanzado el servicio de suscripción al pack Full Self-Driving (FSD – Capacidad de Conducción Autónoma Total) en los Estados Unidos, como ha publicado este medio. Hasta ahora la compañía vendía este sistema por 7.500 euros en Europa con la compra de cualquier modelo de su gama. Pero ahora la llegada del sistema de sucripción ha provocado un enorme revuelo por el anuncio del pago por actualizar de algunas versiones.

La llegada del paquete de conducción autónoma total mediante un sistema de suscripción facilita el acceso a una tecnología y prestaciones que estaban reservadas, hasta ahora, a quienes anticiparon el coste de dicho sistema que ha ido aumentando con el paso de los años.

Tras años de espera, cuando de verdad llegan los primeros avances importantes con la presentación de la versión V9 beta del FSD, llegan algunas desagradables sorpresas para los pioneros que quieren acceder a la suscripción como consecuencia del hardware instalado en sus vehículos.

¿Qué está pasando?

Hasta mediados de 2019 los nuevos modelos, incluidos los Model 3, entre los que se encuentran las primeras unidades llegadas a España, iban equipados con el Hardware 2.5.

Este ordenador central era una de las mejores características de los Tesla puesto que, según la marca, junto con el sistema de cámaras, radar y sensores de ultrasonidos, les permitiría funcionar como vehículos autónomos.

La realidad es que el software, la inteligencia artificial y la realidad del mundo a la que un automóvil se tienen que enfrentar cada día, dejo claro que Tesla necesitaba un hardware más potente si de verdad quería lograr la conducción autónoma total.

Para ello abandonaron la tecnología de terceras partes para realizar un chip propio que cumpliera con las necesidades de la marca. Esto dio como resultado una de la plataforma más potente instalada en un vehículo de producción de Tesla, conocida como Hardware 3.0.

Toca pagar, pero solo para acceder a la suscripción (2.0 y 2.5)

Los vehículos con el Hardware 2.0 o 2.5 también podrán solicitar la suscripción mensual de la conducción autónoma total, pero tendrán que pagar 1.500 dólares adicionales para que les actualicen su ‘ordenador’. Aquellos que tengan una 3.0, que son los que pueden ver los semáforos y señales de Stop, no tendrán que pagar ninguna cantidad extra para acceder a la suscripción.

Por supuesto si quieren actualizar a FSD con el pago total, podrán hacerlo como hasta ahora abonando los 7.500 euros. Algo que nos indica que esto sólo afecta a los dueños de una de las primeras unidades con sistema 2.0 o 2.5 que quieran acceder al sistema de suscripción.

El problema surge a la hora de interpretar las promesas realizadas por Tesla en su día que pudieron determinar una elección de compra por parte de los clientes.

Para aquellos que compraron sus Tesla entre finales de 2016 y mediados de 2019, se les dijo que no se requerirían más actualizaciones de hardware, según reporta el portal Electrek.

En su día, Tesla indicó que todos los propietarios con el hardware antiguo podrían actualizase al nuevo de forma gratuita, siempre que hubieran pagado por la conducción autónoma completa. Algo que como vemos, sigue vigente.

Pero con la llegada del modelo de suscripción parecer ser que aquellos propietarios que quieran apuntarse a esta nueva tecnología mediante abono mensual, tendrán que abonar 1.500 dólares extra para que les cambien la unidad central de sus coches por el Hardware 3.0.

Por desgracia la confusión en la forma de confirmar esta noticia ha provocado una fuerte ola de indignación de muchos propietarios y los ataques de medios críticos que han aprovechado la situación para mezclar diferentes informaciones y liar a los propietarios pensando en un doble pago.

¿Debería Tesla ofrecer la actualización de forma gratuita a los propietarios con 2.0 o 2.5 que quieran acceder al sistema de suscripción, tal como sucederá con los que tengan un 3.0? Esta es una cuestión con la que se abre el debate. Como hemos comprobado en otras ocasiones, no se descarta que finalmente suceda debido a la dinámica política de empresa de Tesla.

Compártelo: