Volkswagen quiere superar a Tesla como líder mundial en ventas de coches eléctricos para 2025

Volkswagen quiere convertirse en el líder mundial en ventas de coches eléctricos, puesto ocupado a día de hoy por Tesla. Para ello, la firma alemana invertirá 73.000 millones de euros en electrificación y digitalización, lo que representa el 50% del presupuesto total del grupo durante el periodo comprendido entre 2020 y 2025.

Tesla por su parte se sitúa muy por delante de la competencia gracias al éxito planetario de los Model 3 y Model Y; de hecho, se espera que la compañía californiana sea capaz de alcanzar sin demasiados problemas los 750.000 coches eléctricos vendidos en todo 2021, lo que supondrá superar con creces los registros del Grupo Volkswagen, de BYD, de la Alianza Renault-Nissan-Mitsubishi o de Stellantis, por citar a algunos de sus perseguidores.

A pesar de todo, las nuevas regulaciones climáticas obligarán a los fabricantes tradicionales a electrificarse mucho más rápido de lo esperado; sin ir más lejos, hace apenas unas horas se confirmó la intención de la Unión Europea de prohibir la venta de vehículos térmicos nuevos (gasolina, diésel e híbridos) a partir del año 2035.

Marcas como FIAT, Ford Europa, MINI o Volvo se volverán 100% eléctricas en 2030. En el caso del Grupo Volkswagen, la primera en dar este paso será Bentley, que pasará a vender exclusivamente eléctricos precisamente a lo largo de dicho año. Audi hará lo propio en 2033, mientras que Volkswagen la seguirá en 2035, si bien en estos dos últimos casos el abandono de las motorizaciones de combustión interna solo se producirá en el viejo continente.

Volkswagen quiere superar a Tesla como líder mundial en movilidad eléctrica

Herbert Diess, director ejecutivo del Grupo Volkswagen, confirmó durante la presentación del plan estratégico «New Auto» las ambiciones del conglomerado alemán. «Nos hemos marcado un objetivo estratégico para convertirnos en el líder mundial del mercado de vehículos eléctricos, y estamos en el buen camino».

Para lograr superar a Tesla en su propio terreno, Volkswagen confiará en el uso de plataformas modulares comunes para su amplia cartera de marcas. Así, hasta 2025 las plataformas MEB y PPE posibilitarán una rápida ampliación de la oferta de coches eléctricos de la compañía, mientras que a partir de dicho año la nueva plataforma SSP permitirá ir un paso más allá, pues será una base común para todo el grupo.

Tampoco podemos perder de vista que la empresa tiene el objetivo de tener seis gigafábricas de baterías operativas en Europa para el año 2030, algo que le permitirá asegurarse un suministro de celdas estable. Una de estas plantas en un principio se situará en España, donde el Grupo Volkswagen quiere crear un hub de electromovilidad en colaboración con su filial SEAT.

Fuente | Automobile Propre

Relacionadas | Se confirma la llegada de un nuevo miembro a la familia ID, el Volkswagen ID.8

Compártelo: