BHP suscribe un acuerdo de suministro de níquel con Tesla

Tesla fue fundada en 2003 para demostrar que los coches eléctricos podrían ser mejores y más sostenibles que los coches con motor de combustión. Otro de los propósitos de la empresa liderada por Elon Musk es lograr que la construcción de sus productos se realice también de forma sostenible. Como parte de esa estrategia, se ha anunciado la firma de un acuerdo con BHP que suministrará a Tesla níquel sostenible en su mina de Nickel West, en Australia Occidental.

BHP es una empresa de recursos líder en el mundo y uno de los productores de níquel más sostenibles y con menor huella de carbono del mundo. Extrae y procesa minerales, petróleo y gas, con más de 80.000 empleados y contratistas, principalmente en Australia y América.

Ambas empresas también colaborarán para hacer que la cadena de suministro de baterías sea más sostenible, con un enfoque en la trazabilidad de la materia prima de extremo a extremo utilizando tecnología de cadenas de bloques.

Uno de los propósitos principales de BHP es lograr los más altos niveles de sostenibilidad y responsabilidad con el medio ambiente, valores que Tesla ha valorado de sobremanera a la hora de seleccionarlo como uno de sus proveedores.

El presidente de BHP Minerals Australia, Edgar Basto, ha declarado que: “BHP produce uno de los níquel de menor intensidad de carbono del mundo, y estamos en el camino hacia cero neto en nuestras operaciones. La producción sostenible y fiable de níquel de calidad será esencial para satisfacer la demanda de productores de energía sostenible. «

Este acuerdo está motivado por las estimaciones en la demanda de níquel para las baterías que se estima crecerá en más del 500% durante la próxima década, en gran parte para respaldar la creciente demanda mundial de coches eléctricos. 

La demanda de níquel estará respaldada por la popularidad persistente de los metales en la química de cátodos de baterías, señala Fitch Solutions, y espera que los cátodos dominantes en níquel sean favorecidos para los vehículos pesados ​​y de largo alcance de los fabricantes de automóviles.

Elon Musk ya se había referido en anteriores ocasiones a la dificultad de acceso al níquel como uno de los problemas potenciales a los que se enfrentaría Tesla en el futuro. 

Así lo publicó el pasado julio en Twitter, uno de sus lugares predilectos para hacerse oír, «el níquel es el mayor desafío para las baterías de alto volumen y largo alcance» haciendo hincapié en la escasa capacidad de producción de EE.UU frente a otros países como Australia, Canadá o Indonesia.

Relacionadas | Tesla recurrirá a un segundo proveedor de baterías LFP para blindarse ante la futura escasez de níquel

Fuente | World Energy Trade, BHP

Compártelo: