BYD supera en ventas de coches eléctricos a Li Auto, NIO y Xpeng… combinados

Las ventas de coches eléctricos del fabricante chino BYD se doblaron durante el pasado mes de julio, superando holgadamente a rivales como Li Auto, NIO y Xpeng… combinados: con un total de 24.996 vehículos a baterías entregados, la firma asiática experimentó un crecimiento interanual del 139%, quedando ligeramente por delante de la suma de sus rivales (24.560 automóviles).

Así, Li Auto alcanzó un total de 8.589 unidades vendidas durante el mes pasado, mientras que NIO y Xpeng se quedaron en 7.931 y 8.040 unidades respectivamente. Si también incluimos las ventas de híbridos, veremos que BYD fue capaz de triplicar sus registros del año pasado, pues en julio despachó un total de 50.492 «vehículos de nueva energía», lo que supone un aumento del 234,4%.

En paralelo, las ventas de modelos térmicos de BYD cayeron un 57,5%, quedándose en apenas 6.918 unidades. Parece evidente pues que en la actualidad el negocio de la compañía china depende principalmente de la tecnología híbrida y eléctrica, relegando a los motores de combustión interna a un papel cada vez más minoritario.

Lo cierto es que corren buenos tiempos para la marca, que en los últimos tiempos se ha establecido como uno de los fabricantes de autobuses eléctricos de referencia a nivel mundial; de hecho, días atrás la Empresa Municipal de Transportes de Madrid realizó un tercer pedido de 20 unidades a BYD tras el buen resultado obtenido con las remesas anteriores.

BYD es una de las marcas chinas más punteras del panorama

En paralelo, la compañía está expandiendo su gama de turismos eléctricos a mercados como Europa, donde recientemente comenzaron a desembarcar las primeras unidades del SUV Tang EV. Más adelante a este modelo se le unirá el sedán Han EV, ubicado en el segmento E (berlinas ejecutivas) y rival del Tesla Model S, entre otros.

Además, BYD también fabrica sus propias celdas de batería; de hecho, actualmente se encuentra negociando con Apple y Tesla el suministro de sus nuevas baterías Blade, que combinan una química LFP (litio-ferrofosfato) de bajo coste con un diseño libre de módulos, lo que permite mejorar la densidad energética del pack.

Fuente | Benzinga

Relacionadas | Tesla podría emplear las baterías Blade de BYD en su compacto eléctrico de 25.000 dólares

Compártelo: