Comparativa técnica: Tesla Model Y contra Volkswagen ID.4

La llegada de las primeras unidades del Tesla Model Y a Europa, concretamente 8.210, supone el pistoletazo de salida que enfrenta a dos marcas que representan dos eras de la movilidad: Volkswagen del lado de la industria automotriz tradicional frente a Tesla, empresa nacida como startup que ha popularizado el coche eléctrico.

El desembarco en Europa del Tesla Model Y abre la lucha por el mercado de los SUV medianos (segmento D), uno de los segmentos más lucrativos del mercado, donde el gigante Volkswagen juega con el nuevo ID.4 sus mejores cartas.

El coche alemán se configura en la actualidad como uno de los competidores europeos más duros del SUV norteamericano. El duelo entre estos dos coches representa una lucha por el liderazgo entre un coloso de la industria y un recién llegado que pretende cambiar las reglas de juego.

Duelo en la cumbre SUV

Tesla y Volkswagen luchan por el liderazgo a la hora de colgarse la medalla como el fabricante que más coches eléctricos produce a nivel mundial. Para esta misión, el Model Y y el ID.4 se presentan como dos modelos clave en la estrategia de ambas marcas.

Tanto el Tesla Model Y como el Volkswagen ID.4 son vehículos clasificados por la industria como «coche mundial«, debido a que han sido concebidos y comercializados para mercados tan diferentes como el norteamericano, el europeo y el asiático.

Ambos se venden en los tres mercados más importantes del mundo sin que existan diferencias sustanciales en ellos. De hecho, el Tesla Model Y fabricado en China se está exportando a Europa y otros mercados sin cambiar ni una sola pieza del vehículo.

El Model Y es el segundo coche más vendido de la gama Tesla tras su hermano Model 3, modelo del que deriva y con el que comparte una gran número de componentes, soluciones técnicas y estéticas. Por su parte, el ID.4 pertenece al grupo de vehículos nacidos bajo la plataforma MEB. El modelo alemán durante el mes de abril se situó como el coche eléctrico puro más vendido de Europa.

Este SUV es muy importante para el fabricante alemán, puesto que se espera que el ID.4 represente el 30% del total de ventas de toda la gama ID. Algo similar ocurre con el Model Y, del que Elon Musk vaticina que superará en ventas al resto de vehículos de la gama Tesla; de hecho, en China ya se fabrican más Model Y que Model 3 cada día.

Tesla Model Y vs. Volkswagen ID.4

Tesla Model Y

Una vez a bordo de ambos SUV, se aprecia como el minimalismo de Tesla parece haber creado escuela, puesto que el ID.4 comparte ciertas reminiscencias con el coche norteamericano en la disposición de elementos y coincide en la reducción de componentes que hasta ahora caracterizaban a los salpicaderos tradicionales de los coches.

Pese a algunos puntos en común, hay diferencias sustanciales entre ambos coches. Mientras que Tesla deja todos los controles e información en manos de una inmensa pantalla central que se utiliza prácticamente igual que un iPad, el ID.4 incorpora un cuadro de instrumentos digital frente al volante.

La configuración de los menús del Volkswagen no resulta tan intuitiva y dinámica como en su rival estadounidense, según las opiniones de los expertos de diferentes países que han probado ambos vehículos. Estas diferencias pueden ser debidas a la filosofía de un fabricante tradicional frente a la mentalidad startup libre de vínculos con el pasado.

Medidas

Por dimensiones, el Model Y es casi 20 centímetros más largo: el Volkswagen ID.4 cuenta con un cuerpo de 4.58 metros de largo, 1.85 metros de anchp y 1.63 de alto, mientras que el Model Y se coloca en los 4.77 metros de largo.

Una vez subido a la báscula, el SUV de Palo Alto arroja 2.003 kg, mientras que el alemán pesa 1.965 kg con la batería de 52 kWh, aunque en otras versiones el modelo alemán alcanza los 2.224 kg.

En cuanto a la altura libre del suelo, muy interesante en un SUV, y que en el caso del ID.4 llega a los 21 centímetros. Algo que le permite moverse por zonas como caminos sin mayores problemas y que le permite superar los 20 centímetros de su primo el Volkswagen Tiguan.

Por su parte el Tesla Model Y no logra una buena cifra, quedando en 16.8 centímetros de altura libre hasta el suelo. Algo que nos indica que el SUV americano ha sido diseñado pensando casi en exclusiva para moverse por asfalto, situándose a medio camino con la berlina, el Model 3, que está a solo 14 centímetros. Por lo tanto, la posición de conducción es más elevada que en el Model 3, pero más baja que en el ID.4.

En el aspecto de la capacidad de carga, por desgracia Tesla no indica la capacidad en litros de su maletero trasero, que llega a los 2.158 litros con la segunda fila de asientos plegada. A esto sumar los 150 litros del maletero delantero. Por su parte el ID.4 cuenta con un amplio espacio de 543 litros con la segunda fila de asientos levantada, y 1.575 litros con ella plegada. Por lo que sobre el papel, el mayor tamaño del Tesla se traslada en un maletero más capaz.

Características

VW ID.4

El Tesla Model Y cuenta con dos versiones en su desembarco en España: la variante de Gran Autonomía, que parte de los 64.000 euros, y el Performance, con un precio inicial de 70.000 euros.

La aceleración de 0 a 100 km/h del Tesla Model Y más ‘básico’ es de 5 segundos gracia a su potente sistema de 324 kW (441 CV), mientras que el Performance para el cronómetro en 3.7 segundos fruto de un sistema de propulsión que llega a los 420 kW (571 CV). La velocidad máxima es de 217 y 241 km/h respectivamente.

ModeloAutonomía WLTPVelocidad máximaAceleración 0-100 km/hPrecio desde:
Tesla Model Y Gran Autonomía507 km217 km/h5.0 sec64.000 euros
Tesla Model Y Performance480 km241 km/h3.7 km/h70.000 euros

Por su parte, el Volkswagen ID.4 parte de un «precio recomendado para cliente particular en Península y Baleares» de 39.735 euros en la versión Pure de 125 kW (170 CV) llegando a los 150 kW (204 CV) de las versiones intermedias, y hasta los 219 kW (299 CV) de la más potente, la GTX.

La oferta del ID.4 se despliega en 7 versiones (Pure Performance, City, Style, Pro Performance, Life, Business y Max) según la web de VW España.

Fuente | VW España

Autonomía

Los acabados Pure, según mercados, cuentan con batería de 52 kWh (capacidad útil) y los Pro equipan una batería de 77 kWh.

Respecto a los consumos el Model Y, la versión Long Range (Gran Autonomía) declara sobre el mixto 156 Wh/km, mientras que el ID.4 no baja de 169 Wh/km en su versión más básica y ligera.

La autonomía homologada por el SUV germano en sus versiones Pro Performance, Life, Business y Max es, según el ciclo WLTP, de 521, 520, 518 y 506 km respectivamente. La variante Pure Performance obtiene un alcance de 344 km WLTP.

ModeloAutonomía WLTP
Volkswagen ID.4 Pure Performance344 km
Volkswagen ID.4 City344 km
Volkswagen ID.4 Style341 km
Volkswagen ID.4 Pro Performance521 km
Volkswagen ID.4 Life520 km
Volkswagen ID.4 Business518 km
Volkswagen ID.4 Max506 km

Por su parte, el Tesla Model Y, homologa 507 kilómetros de autonomía según el ciclo WLTP en la versión de Gran Autonomía. Para el Perfromance la cifra final de alcance bajo el mismo ciclo es de 480 km. Cifras que resultan algo chocantes por lo bajo, sobre todo si los comparamos con las logradas bajo el ciclo EPA, que habitualmente son más bajas y donde el Model Y logra 526 km en su versión Long Range, por los 403 km que logra el Volkswagen ID.4.

ModeloAutonomía WLTP
Tesla Model Y Gran Autonomía507 km
Tesla Model Y Performance480 km
ModeloAutonomía EPA
Tesla Model Y Gran Autonomía526 km
Volkswagen ID.4403 km

Recarga

La recarga también es un aspecto clave para un coche eléctrico. En este caso nos encontramos con dos alternativas muy competitivas. 

 El ID.4 cuenta con un cargador que según las diferentes pruebas, le permite lograr una potencia pico de 126 kW en una toma de 150 kW.

Esto quiere decir que el Volkswagen ID.4 de 77 kWh con una toma de 150 kW o más, puede hacer una carga rápida donde recupera 100 km de autonomía en un tiempo de entre 15 a 30 minutos, mientras que para hacer el proceso del 0% al 80% necesitará 34 minutos.

En el caso del Model Y, este es capaz de acceder a una potencia máxima de 250 kW, donde podrá recuperar 100 km de autonomía en unos 10-15 minutos, y hacer el 0 al 80% en apenas 20 minutos. Eso si, cifras que hacen fundamental el contar con una toma ultrarrápida de 250 o más kW.

Un aspecto que hasta ahora era una de las principales diferencias entre los Tesla y sus rivales. Pero con el reciente anuncio de la apertura de la red de Supercargadores a otras marcas, permitirá a los propietarios del ID.4 poder también acceder a estos.

Hay más opciones en el mercado

Tanto el Tesla Model Y como el Volkswagen ID.4 no están solos en el mercado, en la actualidad en Europa se pueden encontrar vehículos similares o de categorías cercanas como el BMW iX3, o los Mercedes EQA y EQB.

Además cabe destacar la interesante y exitosa edición del primer Mustang eléctrico de la historia; el Mach-E que es uno de los rivales más serios del Model Y e ID.4 en el mercado en la actualidad y que goza de una estética que destaca sobre ambos.

Además, dado el precio del Model Y en la primera fase de comercialización en España, opciones como el jaguar I-Pace, o el Volvo XC40 Recharge puede ser tomadas en consideración.

Todo esto sin olvidar para quienes no tengan mucha prisa, que próximamente llegarán al mercado el Nissan Ariya, el IONIQ 5, o el KIA EV6. El mercado se anima y la competencia se hace cada vez más dura para todos los fabricantes, incluidos los recién llegados.

Relacionadas | Prueba comparativa: Tesla Model 3, Peugeot e-2008, Hyundai Kona y Volkswagen ID.3

Compártelo: