¿Ha salvado la vida de este conductor borracho el Autopilot de Tesla? (vídeo)

El sistema de asistencia a la conducción de Tesla ha tenido, a lo largo de su vida, gran cantidad de críticas, sospechas sobre sus capacidades y, especialmente, quejas por un término que puede llevar a confusiones. Ahora un vídeo que llega desde Noruega muestra cómo el Autopilot puede evitar una situación potencialmente peligrosa para la seguridad vial que podía haber concluido con un trágico accidente mortal.

Los servicios de emergencia y la policía noruega han tenido que intervenir recientemente como consecuencia de un conductor que se desmayó mientras conducía un Tesla Model S.

El incidente sucedido en el país escandinavo fue descrito por el Cuerpo de Policía como una situación provocada por el desmayo de un hombre de 24 años, que sucedió mientras se encontraba al volante de un Tesla Model S.

Gracias a que el sistema Autopilot se encontraba activado mientras el coche rodaba por la autopista, pese al estado del conductor, el automóvil siguió circulando sin provocar ningún accidente.

Pasado el tiempo de seguridad establecido por el sistema de asistencia a la conducción de Tesla y, puesto que el conductor no realizaba interacción alguna con el automóvil, el vehículo se detuvo por sí sólo según las imágenes en el carril en el que circulaba.

Afortunadamente, ningún otro vehículo ni usuario de la vía ha resultado herido como consecuencia de un incidente que podía haber tenido un final fatal, y no sólo para el conductor.

Un desmayo al volante de un vehículo puede provocar un accidente que implique al resto de automóviles que circulan por la misma vía, incluso aquellos que estén en los carriles contrarios. La actuación del Autopilot demuestra que las nuevas tecnologías aplicadas a la seguridad activa de los automóviles pueden marcar un antes y un después en la siniestralidad de la carretera.

Tras las pruebas realizadas al conductor, la policía noruega ha determinado que el automovilista se encontraba en estado de embriaguez, hecho que presuntamente provocó el desmayo durante la conducción. Pese a que las fuerzas de seguridad indicaron que el individuo no iba conduciendo, videos difundidos en la red muestran claramente que el conductor estaba ‘al volante’ aunque aparentemente inconsciente.

En esta ocasión las consecuencias de una persona ebria, afortunadamente no ha tenido consecuencias ni para sí misma, ni para terceras personas. Pese a que el Tesla Model S no estaba equipado con la última y más avanzada versión del sistema Autopilot con FSD (conducción autónoma total), en fase de pruebas y reservada únicamente a algunas personas del mercado norteamericano, el sistema de asistencia de Tesla ha demostrado su valía previniendo un potencial accidente de consecuencias impredecibles.

Este hecho demuestra que este tipo de asistentes deberían incorporarse cada vez más a todos los vehículos. Para favorecer la seguridad vial que las nuevas tecnologías ofrecen, se echa en falta medidas activas de potenciación de estos dispositivos por parte de muchos de los diferentes gobiernos.

Un excepción a este tipo de políticas el caso del Estado de Israel, donde el impuesto de matriculación de cada automóvil sufre un descuento en su prima en función de los asistentes a la conducción que incorpora el vehículo.

https://twitter.com/AustinTeslaClub/status/1421532778097782784?s=20

Fuente | VGTV

Compártelo: