El Opel Grandland PHEV 2022 arranca en 43.400 euros (sin descuentos)

El Opel Grandland 2022 ha perdido la «X» de su nombre, ha actualizado su diseño con el nuevo estilo de marca -sobre todo en el frontal-, ha mejorado su tecnología a bordo y actualizado su equipamiento. Los cambios en detalle os los contamos en un artículo previo.

La oferta mecánica del Grandland se divide entre las motorizaciones tradicionales (1.2 Turbo 120 CV gasolina y 1.5 CDTI 130 CV diésel) y dos versiones híbridas enchufables. El denominador común es un motor 1.6 Turbo que trabaja en el eje delantero junto a un motor eléctrico, dando 225 CV combinados en ese caso, o 300 CV con el motor trasero añadido. En este último caso, hablamos de tracción total (4×4).

Con una capacidad de baterías de 13,7 kWh, el Grandland PHEV es capaz de recorrer 57 kilómetros en ciclo WLTP con 225 CV o 50 km si son 300 CV. Obviamente, el modo eléctrico implica que el motor gasolina no hace nada, y la potencia disponible no es tanta. Con el cargador a bordo estándar carga a 3,3 kW, pero dispone de otro opcional que duplica el ritmo, 6,6 kW.

Las tarifas vigentes, sin que medie ningún descuento promocional ni ayudas del Gobierno, son las siguientes. En otras palabras, los precios menos favorables para el consumidor son los siguientes:

VersiónPrecios (PVP recomendados)
Grandland PHEV Business Edition (4×2 225 CV)43.400 €
Grandland PHEV GS Line (4×2 225 CV)44.400 €
Grandland PHEV GS Line (4×4 300 CV)49.900 €
Grandland PHEV Ultimate (4×2 225 CV)47.200 €
Grandland PHEV Ultimate (4×4 300 CV)52.700 €
Tarifas válidas de Opel para Península y Baleares a 30 de julio

En el nivel de equipamiento básico, Business Edition, van los sistemas básicos de seguridad activa, llantas de 17″, luces LED diurnas, sensores de aparcamiento, Bluetooth, tomas USB, tapicería de tela, faros halógenos, radio digital, control de crucero, climatizador, volante ajustable en dos ejes, Android Auto/Apple CarPlay, etc.

El intermedio, GS Line, añade sobre el interior los faros antiniebla, sensor de lluvia, espejo retrovisor electrocrómico, asistente al aparcamiento delantero, asiento del copiloto ajustable en altura y el del conductor añade el ajuste lumbar, entre otros elementos.

Por último, el Ultimate añade a lo anterior el cargador inalámbrico de móviles, llantas de 18″, plazas traseras abatibles 60/40, llaves «manos libres», parabrisas y asientos delanteros calefactados, portón eléctrico de apertura «manos libres», faros AFL LED matriciales, cámara trasera 360º, aparcamiento automático, y un largo etcétera.

Fuente | Motor.es

Compártelo: