El par motor lineal de un coche eléctrico explicado en un vídeo. Tesla Model 3 Performance contra Mercedes AMG CLA 45 S

Seguro que muchos habréis escuchado en más de una ocasión aquello de que el coche eléctrico es una lavadora sobre ruedas, y que son lentos y pesados. Por suerte, la red está llena de vídeos comparativos donde los sistemas eléctricos demuestran su superioridad en aceleración. Pero muchas veces la prueba es desigual por la potencia o el tamaño de los vehículos. Unas diferencias que este vídeo quiere ayudar a demostrar de una forma gráfica enfrentando a dos modelos casi iguales en tamaño, peso y potencia.

Se trata del Tesla Model 3 Performance y el Mercedes AMG CLA 45S. Una versión de la berlina alemana que de fábrica cuenta con nada menos que 421 CV de potencia, pero que ha sido «retocada» para aumentar su potencia hasta los 496 CV y 660 Nm. Eso si, para lograr esa potencia máxima, el Mercedes tiene que llegar a las 6.750 rpm.

Por su parte el Model 3 Performance llega a los mismos 496 CV de potencia máxima y 660 Nm, pero que a diferencia del Mercedes, estos están disponibles desde cero revoluciones. Sin duda un aspecto crítico en cuestiones como la aceleración.

A favor del modelo alemán está su menor peso. En total son 1.675 kilos frente a los 1.919 kilos que debe arrastrar el Model 3. En contra, como hemos dicho, la disponibilidad del 100% del par motor desde cero en el eléctrico.

Como podemos ver en el vídeo, el Mercedes a pesar de ser un modelo modificado y de menor peso, no tiene ninguna oportunidad contra un Model 3 que sale catapultado en las pruebas desde cero. En todas logra en mayor o menor medida superar al deportivo germano.

Diferencia que se hace incluso más notable en las recuperaciones, cuando el par motor del Model 3 saca todo su potencial y deja clavado al Mercedes.

Pero tan importante es acelerar, como poder frenar a tiempo el coche. Un test que también han realizado y que de nuevo se ha completado con la clara victoria del Tesla, que consigue detenerse unos cuantos metros antes que el Mercedes.

El único consuelo para el alemán es la prueba de largo recorrido, con inicio lanzado a 80 km/h, para ver a qué velocidad es capaz de superar al Model 3. Un aspecto donde la mayor relación de marchas del coche de combustión saca su potencial logrando adelantar al Tesla a los 203 km/h.

Vídeo | Youtube

Compártelo: