El presidente de Toyota, tras desdeñar al coche eléctrico, ataca la conducción autónoma tras un accidente en la Villa Olímpica

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, que tantos titulares ha servido a los medios de todo el mundo por sus controvertidas opiniones respecto al coche eléctrico, vuelve a expresar su escepticismo sobre las tecnologías que deberían dominar el futuro del automóvil.

Tras lanzar públicamente duros ataque a la movilidad 100% eléctrica, el presidente de Toyota ahora pone en el punto de mira la conducción autónoma tras el accidente ocurrido dentro de la villa olímpica de Tokio, protagonizado por uno de los vehículos desarrollados por Toyota para dar soporte a los deportistas que participan en los Juegos Olímpicos y Juegos Paralímpicos.

El vehículo implicado en el incidente es un e-Palette, un robotaxi desarrollado por la empresa liderada por Toyoda que debía servir de ejemplo de la capacidad tecnológica del fabricante japones.

Accidente y sentencia

Para Akio Toyoda, “el accidente demuestra que los vehículos autónomos aún no son realistas para las carreteras normales”.

Según la información publicada por Reuters, el accidente se produjo cuando el vehículo de transporte de personas autónomo se había detenido en un cruce y estaba a punto de girar, pero bajo el control manual del operador usando un joystick (según la fuente). En ese momento el vehículo chocó con el atleta, que poseía limitaciónes de la función visual, yendo a una velocidad de alrededor de 1 o 2 km/h.

Los funcionarios paralímpicos confirmaron que el deportista seguía consciente y fue inmediatamente llevado al centro médico de la ciudad olímpica para recibir tratamiento. Finalmente el deportista pudo regresar a su residencia por su propio pie.

El director ejecutivo de Toyota, Akio Toyoda, se disculpó por el incidente y habló sobre las dificultades a las que Toyota se ha enfrentado durante los Juegos Paralímpicos en Tokio, a la hora de prestar especial atención a los peatones con movilidad reducida.

El directivo nipón habló durante una conferencia de prensa organizada especialmente después del accidente que terminó provocando que, finalmente, el deportista no pudiera competir en la carrera programada.

Suspendido el servicio

Tras el incidente y las declaraciones que ponen en duda la conducción autónoma realizada por el presidente de la compañía, Toyota ha decidido suspender todos los servicios realizados con la e-Palette.

El e-Palette es un vehículo eléctrico a baterías totalmente autónomo, que ha sido adaptado específicamente para su uso durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio. El vehículo cuenta con grandes puertas y rampas eléctricas para permitir que grupos de atletas accedan al mismo fácilmente.

El constructor está colaborando en la investigación de la policía local para determinar la causa del accidente y también ha iniciado una investigación interna.

Compártelo: