La generación de electricidad mediante combustibles fósiles ha alcanzado su punto máximo

La generación de electricidad mediante combustibles fósiles responsables de los gases efecto invernadero y emisiones nocivas para el medioambiente y las personas, ha alcanzado su punto máximo en todo el mundo a medida que más países y mercados emergentes aprovechan las oportunidades que ofrecen las energías renovables de bajo coste.

El último informe del Council of Energy, Environment and Water (CEEW) y Carbon Tracker ponen de manifiesto las claves para leu se pueda realizar una auténtica transición a nivel global, que descarbonice la generación de energía eléctrica.

Los mercados emergentes se están convirtiendo en un factor clave para la transición energética global. Los países con mercados emergentes experimentarán un 88% de crecimiento de la demanda de electricidad entre 2019 y 2040. De no producirse un salto a las energías renovables, el informe advierte que no habrá transición energética global.

Energía verde y la más barata

Según Carbon Tracker, las energías renovables ya son la fuente más barata de electricidad nueva en el 90% del mundo, esto significa que los mercados emergentes no tienen necesidad de construir una enorme infraestructura eléctrica basada en combustibles fósiles.

El salto de los mercados emergentes hacia la generación e electricidad es el proceso por el cual los mercados emergentes obtienen su crecimiento en el suministro de electricidad mediante fuentes no fósiles.

El salto para estas naciones consiste en pasar del sistema actual directamente a las renovables más modernas sin pasar por la etapa intermedia de la construcción de una enorme infraestructura eléctrica basada en combustibles fósiles. El diagrama del estudio muestra cómo funciona este proceso que puede cambiar las tornas para todo el planeta en un corto periodo de tiempo.

Fuente CEEW

En la actualidad, los mercados emergentes tienen varias transiciones energéticas en marcha al mismo tempo. Entre estas el informe destaca: un cambio de la biomasa tradicional a la energía moderna; un cambio en los patrones de demanda de energía gracias a la rápida urbanización e industrialización; una mayor integración e influencia en los mercados energéticos globales; y el imperativo de limpiar la combinación energética debido a la reducción del presupuesto de carbono.

Al contrario que en el mundo desarrollado, donde este tipo de transformación no se ha producido al haber seguido históricamente una trayectoria más lineal en las transiciones energéticas.

El informe destaca cuatro puntos esenciales para acelerar el salto hacia formas de producir energía limpias, eficientes y baratas:

  • Identificar los objetivos correctos.
  • Dejar de financiar los combustibles fósiles.
  • Transferencia de tecnología y políticas.
  • Reducir el coste de capital.

El estudio completo se puede descargar en este enlace.

Fuente | Council of Energy, Environment and Water, Carbon Tracker

Compártelo: