General Motors atajará los incendios en los Chevrolet Bolt sustituyendo todos los módulos de las baterías en unidades afectadas

LG es proveedor de baterías para Hyundai y General Motors, entre otros. La automovilística surcoreana ya se vio forzada a llamar a revisión más de 82.000 vehículos para reemplazar módulos con un posible defecto de fabricación que tiene como consecuencia última que se incendien. En poco más de un año han salido ardiendo más de una docena de Chevrolet Bolt con baterías LG.

En una fase preliminar de la polémica se pidió a los usuarios no cargar por encima del 90%, y realizar una reprogramación mediante llamada a revisión para que ese límite fuese automático. Pero no ha funcionado, el problema es otro. Las unidades más propensas a fallar se han producido entre octubre y noviembre de 2018 (modelos 2019). Invierten la estadística de probabilidad de incendio respecto a un vehículo convencional.

Como medida de prevención, la segunda llamada a revisión de los Chevrolet Bolt implicará todos los módulos de las baterías en las unidades afectadas, y lo que es más interesante, garantía renovada de ocho años o 100.000 millas. A partir del 23 de agosto empezarán a dar citas para solucionar el problema, obviamente sin coste para los clientes. La exclusiva la ha dado Electrek y ha sido confirmada con un portavoz de la compañía estadounidense.

General Motors priorizará estas intervenciones sobre aquellos que tengan fechas de producción con posibles defectos, y también aquellos que hagan descargas profundas de baterías y recarguen a tope, algo que se podría saber con la telemetría del servicio OnStar. Los módulos que se extraigan serán analizados en laboratorio para comprender cuál es el patrón que da origen a esos incendios, y poder solucionar el problema de forma más eficaz.

Ahora mismo General Motors desconoce por qué hay módulos que acaban ardiendo, pero sí que sabe que no es un defecto generalizado de los Bolt. En caso contrario, tendrían un problema de envergadura.

Compártelo: