Herbert Diess, CEO de Volkswagen, critica con dureza la red de carga IONITY

IONITY es actualmente una de las iniciativas más importantes para crear una red de carga ultra-rápida que conecte las principales vías del continente europeo. Este consorcio fue creado originalmente por BMW, Daimler (Mercedes-Benz), Ford y el Grupo Volkswagen, si bien recientemente se han unido Hyundai y KIA; además, también tiene un acuerdo de colaboración con Volvo y Polestar.

A pesar de que esta extensa red cuenta ya con más de 300 estaciones activas y es de las pocas en disponer de puntos con hasta 350 kW de potencia, lo cierto es que ha sido objeto de numerosas críticas en los últimos meses por parte de usuarios descontentos con aspectos como el elevado precio de sus tarifas de recarga (0,79 euros/kWh), entre otras cosas.

El último en señalar los problemas de IONITY ha sido Herbert Diess, director ejecutivo del Grupo Volkswagen, que ha sorprendido a propios y a extraños al criticar abiertamente la red de la que forma parte su compañía en LinkedIn. Aparentemente, el ejecutivo ha quedado decepcionado con las estaciones ubicadas en Brennero y Trento (Italia), en las que paró a cargar su Volkswagen ID.3 Pro S.

En la primera ubicación solo había cuatro puntos de carga, todos ellos ocupados debido a que hay un centro comercial con mucha afluencia en las cercanías, mientras que en la segunda uno de los cargadores estaba fuera de servicio y no había baños ni cafetería para los clientes, lo que ha llevado a Diess a afirmar que «esto es cualquier cosa menos una experiencia de carga premium».

IONITY todavía está lejos de la red de Supercargadores de Tesla

Marcus Grudge, director general de IONITY, se apresuró a contestar, explicando que ambas estaciones serán actualizadas próximamente. Así, la de Brennero pronto debería contar con un total de seis puntos de carga, mientras que en la de Trento el consorcio está trabajando con su socio ENI para mejorar el servicio ofrecido a los clientes.

A pesar de lo prometido por Grudge, lo cierto es que las quejas de Diess evidencian que la red de carga de IONITY todavía tiene mucho que mejorar si quiere poder plantar cara a los Supercargadores de Tesla, que se han establecido como una referencia a nivel mundial en los últimos años. Además, el año que viene la red de Tesla se abrirá a modelos de otras marcas, lo que incrementará todavía más la presión sobre IONITY.

Fuente | LinkedIn

Relacionadas | Para Volkswagen, los camiones eléctricos ya son más económicos que los diésel incluso en largas distancias

Compártelo: