La cuota de mercado del coche eléctrico en España es cinco veces menor que en Alemania

El coche eléctrico en España no arranca y pierde ritmo respecto al resto de naciones europeas donde la penetración de la movilidad cero emisiones es mucho más rápida. Respecto a Alemania, la cuota de mercado de los vehículos cero emisiones española es cinco veces menor y cuatro veces inferior a la de Reino Unido y Francia.

Durante el primer semestre del año se han matriculado únicamente 9.258 automóviles considerados como cero emisiones. Uno de los principales motivos de estas pobres cifras según la patronal, que ralentizan la transformación del parque automovilista español, reside en la falta de infraestructuras de recarga.

Tanto Anfac como la patronal de concesionarios (Faconauto) han presentado el pasado mes de julio una hoja de ruta para acelerar el despliegue del vehículo electrificado hasta 2030. Dentro de esta iniciativa se pretende contar con un mínimo de 340.000 puntos de recarga de acceso público para finales de los años veinte del siglo XXI.

En la actualidad, según estas asociaciones, España cuenta únicamente con 11.517 puntos de recarga de acceso público. Por el contrario los cargadores disponibles en Europa, en media, se acerca los 573 por millón de habitantes.

La realidad española arroja una cifra de 245, lejos de los datos de Alemania que cuenta con 567 por cada millón de habitantes o Francia que alcanza los 686.

Si se quiere llegar al nivel de desarrollo de Europa, pese a que este es aún insuficiente como reconocen desde la Comisión Europea para 2025, los puntos de recarga se tendrían que multiplicar por diez, hasta los 110.000 puntos. Si miramos al año 2030 la cifra tendría que multiplicarse por 30.

Para el año 2030 la cifra de inversión necesaria barajada por las asociaciones es de 5.500 millones de euros, que se elevaría a los 13.500 para 2040.

Los fabricants y asociaciones siguen reclamando una mayor red de puntos de carga, mientras que el mercado aún no ofrece un abanico que cubra todos los segmentos, equivalente al número de modelos y opciones de los automóviles dotados de motor de combustión interna.

El pasado fin de semana FCE, ha mostrado un ejemplo muy claro en un mercado tan importante como el japonés, donde el problema no es precisamente la falta de puntos de carga, puesto que Japón demuestra que aunque tengas una buena red de recarga, las ventas de coches eléctricos no llegarán solas.

Híbridos y enchufables en la misma línea

Respecto a los híbridos y enchufables, las cifras no parecen mejorar como con el coche eléctrico de cero emisiones reales. Los datos de España en el primer semestre sitúan a este país en antepenúltima posición en cuanto a matriculaciones de este tipo de vehículos mixtos o ‘electrificados’ como los denomina la industria..

La cuota de los híbridos y enchufables es del 4,1%, con 19.127 matriculaciones, según datos de ACEA. Con estas cifras en la mano España, en cuanto a híbridos enchufables se refiere, se sitúan por encima de Hungría y República Checa, que poseen una cuota del 3,1% y 1,9% respectivamente.

Compártelo: