La red de carga del coche eléctrico. Un verano con puntos fuera de servicio o largas colas para recargar

En plena época estiva donde se exige los vehículos que recorran distancias muy superiores respecto a las típicas de su uso diario, la red de carga del coche eléctrico se pone a prueba como nunca antes. A medida que aumenta el parque de eléctricos los retos de la red y las infraestructura quedan en evidencia.

Gracias a las fotografías y experiencias del autor del blog dedicado a largos viajes a bordo de coches eléctricos y motocicletas cero emisiones @electricfelix, hemos podido ver cómo en Europa se reproducen algunas situaciones críticas en las estaciones de recarga que recuerdan a las cosas más famosas en algunos supercargadores de Tesla en Estados Unidos, durante las vacaciones estivales.

Felix Arthur, ha publicado en su cuenta de Twitter varias fotografías que evidencian lo lejos que está aún la red de carga en algunas parte de Europa de poder absorber la demanda que los viajes veraniegos.

Colas en los cargadores

Los tiempos de carga son uno de los puntos débiles de la mayoría de coches eléctricos del mercado, una limitación que se acentúa cuando las estaciones y punto de recarga de baterías no son capaces de ofrecer las potencias que los automóviles pueden aceptar, ralentizando el proceso de recuperación de energía.

Una imagen publicada por Arthur evidencia uno de los problemas que próximamente pueden extenderse por toda Europa, a medida que crecen rápidamente las matriculaciones de coches eléctricos en los países más avanzados y la red de recarga no mantiene el ritmo de crecimiento de los vehículos.

En un tuit recientemente publicado se muestra la cola que rápidamente se ha creado en un punto operado por Total Energies en Francia, entre Lille y Paris. Como evidencia la imagen, se ha formado una hilera de coches eléctricos esperando su turno para recargar sus baterías en una ruta muy utilizada por familias durante el periodo estivo.

El autor de la publicación se pregunta cuántos puntos de carga estaban realmente activos en esa ubicación. La pregunta puede resultar curiosa pero otro usuario (@novamax44) había evidenciado días antes como esa estación de carga tenía tres de sus cuatro puntos fuera de uso.

Justo en el peor momento

Una situación como esta, en plenas vacaciones de verano, puede suponer un cuello de botella que arruine la planificación de todo el viaje para un usuario del coche eléctrico en sus desplazamientos de larga distancia.

Si bien una de las ventajas de la movilidad cero emisiones es que los automóviles se pueden cargar por la noche, mientras están aparcados, a la hora de abordar un viaje de larga distancia una red de carga capilar y en perfecto orden de funcionamiento resulta esencial si se quiere abordar una transición que implique a la totalidad del parque automovilístico del continente, como pretende que suceda la propia Unión Europea.

En las respuestas a la publicación de Felix Arthur, rápidamente se han unido otros usuarios han denunciado la situación otras estaciones de carga, como la de la autopista A13 hacia Normandía, donde el cargador de 175 kW estaba fuera de servicio. Esto ha dejado la labor de recarga a un de tan sólo 50 kW, algo que cambia por completo la experiencia y el tiempo de espera, eso cuando el punto está libre.

Una situación similar sucedió durante una de las pruebas de FCE a bordo de una furgoneta eléctrica. En esa ocasión tuvimos la oportunidad de contar en vivo la experiencia a través de nuestro canal de Youtube. Algo que pone sobre la mesa la urgente necesidad no sólo ya de apostar por la expansión de la red de recarga, sino en casos como España la modificación de la normativa que hace que la puesta en funcionamiento de una estación de carga rápida pueda necesitar años hasta recibir el permiso de las autoridades o el suministro de la empresa eléctrica.

Gracias Jesús por el aviso.

Compártelo: