Neolix prepara su expansión con 1.000 furgonetas eléctricas y autónomas para este mismo año (vídeo)

China se ha convertido en un auténtico polo tecnológico para la movilidad del futuro que en el país asiático comienza a moldear el presente. Mientras que en Europa aún no se actualizan las normativas y legislaciones para el uso de la conducción autónoma, algo que limita las habilidades de los Tesla que circulan pro el viejo continente, en China algo está cambiando.

La starup china Neolix, que en la actualidad opera en múltiples ciudades y que vió aumentar por el Coronavirus la demanda de sus vehículos eléctricos y autónomos, se prepara para expandir su flota de furgonetas de reparto pensadas para las ciudades.

Los proyectos de vehículos de reparto inteligentes que no necesitan ni conductor ni asistencia remota, se están convirtiendo en un segmento donde varias empresas avanzan con rapidez en los Estados Unidos y China.

En el futuro el repartidor será autónomo

Tras cerrar una segunda ronda de financiación donde la startup ha recaudado cientos de millones de yuanes (varias decenas de millones de euros), la compañía se prepara para expandir su negocio.

Desde febrero de 2018, en tan solo tres años, la empresa ha realizado pruebas a lo largo y ancho de 30 ciudades chinas, a través de las cuales ha acumulado 1,3 millones de kilómetros de experiencias y aprendizaje.

Tras la llegada de nuevas inversiones Neolix podrá super las 1.000 unidades de su flota autónoma para finales del presente año. Esto le permitirá ser la primera empresa del mundo en ofrecer este servicio y en poder contar con un número tan elevado de vehículos de reparto sin conductor.

La idea de la startup es conquistar el mercado global. Según Likun Liu, CEO de SoftBank Ventures Asia, una de de las empresas que participaron en la financiación de Neolix junto con China Capital Investment Group, Yunqi Capital y Glory Ventures, lo tienen claro:

«Con las capacidades excepcionales del equipo de Neolix en innovación e investigación, desarrollo de software y hardware, confiamos en la capacidad de expandirnos a múltiples sectores comerciales y sociales, llegando a todos los mercados globales» ha anticipado el CEO.

Modular y con baterías intercambiables

La pequeña furgoneta de reparto autónoma de Neolix se ha diseãndo como un vehículo de cuatro ruedas alimentado por baterías, que está disponible con diferentes configuraciones para adaptarse a múltiples necesidades.

En su gama de vehículos de reparto encontramos versiones refrigeradas que funcionan como un frigorífico rodante. Otras en las que se mantiene calienta la comida que porta en su interior. Pero también se ofrecen versiones acorazadas con cajas de seguridad y cierre blindado. Estas son sólo unas pocas de las muchas opciones que Neolix ofrece en el mercado.

Estos vehículos sin conductor están equipados con sistemas de intercambio de baterías. Esto permite que el parque de reparto pueda trabajar 24h durante 7 diás a la semana para dar servicios, por ejemplo, a populares franquicias de comida rápida.

Compártelo: