Tesla quiere vender 20 millones de coches eléctricos al año en 2030. ¿Un objetivo realista o demasiado ambicioso?

Hace unas horas, Tesla ha publicado su «Informe de Impacto 2020», en el cual la compañía estadounidense analiza algunos datos de interés como la reducción de emisiones lograda por sus automóviles o el nivel de seguridad del sistema semi-autónomo Autopilot. «Nuestros vehículos emiten mucho menos dióxido de carbono que los vehículos con motor de combustión interna, considerando tanto la fabricación como las emisiones de [generar] la electricidad.

El cambio climático está alcanzando niveles alarmantes a nivel mundial debido en gran parte a las emisiones de la quema de combustibles fósiles para el transporte y la generación de electricidad. El mundo no puede reducir las emisiones de dióxido de carbono sin abordar tanto la generación como el consumo de energía», explica la empresa en su informe, señalando además que sus baterías están diseñadas para durar más que sus propios vehículos (en Estados Unidos la vida útil de un automóvil es de aproximadamente 200.000 millas (321.869 km).

Tesla también destaca el elevado nivel de seguridad alcanzado por el sistema Autopilot, uno de sus principales argumentos a la hora de promocionar este equipamiento. «En 2020, un Tesla con el Autopilot activado experimentó 0,2 accidentes por cada millón de millas conducidas, mientras que el promedio de Estados Unidos fue 9 veces más alto».

Por otro lado, la marca también hace hincapié en sus esfuerzos por crear un completo ecosistema de energía y transporte a través del desarrollo de productos innovadores pero asequibles. «No solo desarrollamos la tecnología detrás de este ecosistema, sino que también nos enfocamos en gran medida en la asequibilidad de los productos que lo componen. Buscamos lograr esto a través de nuestros esfuerzos en I + D y desarrollo de software, así como a través de nuestro impulso continuo para desarrollar capacidades de fabricación avanzadas».

Tesla quiere igualar las ventas de Toyota y Volkswagen… combinadas

En este informe, Tesla ha vuelto a señalar su objetivo de alcanzar unas ventas anuales de 20 millones de vehículos para el año 2030, multiplicando por 40 sus registros de 2020 (el año pasado la firma vendió medio millón de automóviles, y estima que sus registros crecerán alrededor de un 50% anual durante los próximos ejercicios).

Ya en el pasado esta meta fue criticada por algunos expertos, pues supondría acercarse a las cifras de gigantes como Toyota o el Grupo Volkswagen… combinados: mientras que el fabricante japonés cerró el año 2019 con un total de 10.742.122 unidades vendidas, el conglomerado alemán logró entregar 10.974.600 automóviles.

Lo cierto es que, aunque la empresa va camino de lograr su objetivo de ventas para 2021 (en el primer trimestre del año entregó un total de 184.800 unidades, mientras que en el segundo esta cifra se incrementó a 201.250 vehículos, por lo que de seguir esta tendencia mejorará en más de un 50% las cifras registradas en 2020), parece poco probable que vaya a convertirse en el mayor fabricante de automóviles del mundo a finales de la década.

Fuente | Tesla

Relacionadas | La FSD de Tesla confunde la luna con un semáforo en amarillo

Compártelo: