Tesla tendrá listo en otoño su centro de I+D en China, con la intención de presentar el coche eléctrico de 25.000 dólares en 2022

China es cada vez más importante en la estrategia de Tesla a nivel mundial. Tras convertir a la Giga Shanghai en el centro de exportaciones por excelencia de la marca, el fabricante espera completar en breve todos los puestos de trabajo necesarios en su nuevo centro de diseño, investigación y desarrollo en el país asiático.

El objetivo de Tesla es tener operativo su nuevo centro de desarrollo este mismo otoño, con la vista puesta en el que debe convertirse en el ‘coche del pueblo’; el Model 2, también llamado Model C, o conocido hasta conocer su denominación final como el Tesla de 25.000 dólares. Precio que de momento es la única referencia en lo económico a falta de confirmación oficial.

Uno de los objetivos que se desprenden a raíz de las últimas informaciones lanzadas desde @Ray4Tesla, un reputado Insider de las aventuras de Tesla en China, pasa por presentar, posiblemente, el próximo año el coche que debe disparar la demanda de coches eléctricos de la firma de Palo Alto.

El Tesla más económico

Tesla tendría algunas ‘mulas’ circulando en China en la actualidad, con el fin de prefigurar las soluciones que el coche eléctrico más barato de la marca debe incorporar para conquistar no sólo el mercado chino, sino el Europeo y mundial.

Los rumores que llegan desde China son cada vez más intensos, especialmente tras las últimas declaraciones del presidente de Tesla China, Tom Zhu, quien volvió sobre el tema recientemente al comentar que el Centro de I+D de China «diseñará, desarrollará y fabricará un nuevo modelo internamente«.

Un giro en la estrategia

Los problemas de producción y la falta de rematar el desarrollo de las celdas 4680, que son el corazón del camión eléctrico Semi, la pick-up Cybertruck, el deportivo Roadster y hasta el nuevo Model Y, ponen en aprietos la producción en masa de estos vehículos.

Por el contrario las baterías del coche eléctrico barato de Tesla, como las de litio-ferrofosfato, pueden encontrarse en ‘abundancia’ en el mercado, lo que puede permitir escalar la producción rápidamente.

Por el momento Tesla se arma en China con diseñadores, ingenieros y técnicos de primer nivel basando su política de contratación en siete categorías principales: diseño de vehículos, software para la automoción, ingeniería de diseño de hardware, ingeniería de materiales, tren motriz, ingeniería energética, operación de ingeniería de I+D e ingeniería de vehículos.

La ventaja de buscar talento en China es que existe una cartera de potenciales trabajadores con excelente formación listos para integrarse incluso por miles si fuera el caso. Algo que recalcaba años atrás el propio Steve Jobs, al comentar el potencial de China frente a Estados Unidos y otras naciones, a las hora de arrancar un proyecto nuevo de gran envergadura.

¿Presentado en 2022?

Las filtraciones indican que Tesla podría presentar el nuevo Model 2 o Model C, en espera de conocer su denominación final, en 2022. Esto no quiere decir necesariamente que en ese mismo año se pueda iniciar la producción de este prometedor automóvil pensado para su venta en masa.

Tesla se ha caracterizado por anunciar y lanzar al mercado productos que no siempre cumplen el calendario anunciado. De todos modos, visto el potencial de la Giga Shanghai y el gran número de piezas que se pueden usar del Model 3 en el futuro ‘coche del pueblo’ de Tesla, puede que su llegada al mercado no sea tan tardía como otros modelos.

Compártelo: