El Tesla Model 3 se transforma en un radical buggy eléctrico

Aunque Tesla dispone de dos SUV en su gama, los Model Y y Model X, lo cierto es que ninguno de ellos tiene verdaderas aptitudes off-road. Hasta la llegada de la pick-up Cybertruck, cuyo lanzamiento recientemente se retrasó al año 2022, la compañía estadounidense no contará entre sus filas con un vehículo de orientación todoterreno.

A pesar de todo, en los últimos años han sido muchos los preparadores que han transformado las propuestas de Tesla (mayoritariamente el Model X) en máquinas mejor preparadas para la circulación fuera de la carretera: suspensiones sobreelevadas, ruedas y neumáticos específicos, protecciones, paragolpes con mejores ángulos…

Sin embargo, los chicos de Grind Hard Plumbing Co. nos traen hoy una conversión algo más atípica: en lugar de optar por transformar uno de los dos SUV de la gama, han decidido partir del popular sedán Model 3 para crear un salvaje buggy eléctrico con una estética postapocalíptica digna de la película Mad Max: Fury Road.

La unidad protagonista de nuestra historia es un Model 3 Long Range Dual Motor al que devolvieron a la vida con la inestimable ayuda de Rich Rebuilds, empresa especializada en la reconstrucción de vehículos Tesla siniestrados. El principal cambio radica en la adopción de unas nuevas ruedas y de una suspensión sobreelevada para mejorar su desempeño off-road.

¿Puede el Tesla Model 3 ser un buen todoterreno?

Sin embargo, esta no es la única modificación, pues también se dotó al vehículo de un nuevo paragolpes de tubo soldado al propio chasis. Dicha pieza cuenta además con un cabrestante Badland Apex de 5.443 kg (12.000 libras). Otros cambios de menor calado son las nuevas ópticas LED y un capó cortado que permite ver los orificios hexagonales de la plancha inferior.

Tras acometer la transformación, los padres de la bestia la sometieron a un primer test todoterreno, en el que se desenvolvió sorprendentemente bien gracias a su sistema de tracción total y a su elevado par motor. Además, todo esto es solo el principio, pues más adelante se planea añadir una jaula antivuelco completa, un soporte para las ruedas de repuesto y otros accesorios.

Relacionadas | ¿Por qué BIDEN ignoró a TESLA en el evento de la Casa Blanca sobre los coches eléctricos y la fabricación en EE.UU.?

Compártelo: