Tesla ya está ensamblado en China los primeros prototipos de su compacto eléctrico de 25.000 dólares

De acuerdo con una serie de filtraciones realizadas por un conocido insider de la industria automotriz china, el desarrollo del esperado compacto eléctrico de Tesla avanza a buen ritmo. Aparentemente la compañía estadounidense ya ha comenzado a construir los primeros prototipos del vehículo en Giga Shanghái, factoría que se encargará de su producción.

Este modelo fue anunciado el año pasado durante el «Tesla Battery Day», y será el primer vehículo de la empresa desarrollado fuera de Estados Unidos. Aunque será diseñado siguiendo los gustos de los consumidores chinos y se fabricará exclusivamente en el país asiático, está previsto que se venda a nivel mundial.

Uno de los principales atractivos del benjamín de Tesla será su bajo precio de partida: de acuerdo con Elon Musk, sus tarifas arrancarán en torno a los 25.000 dólares. Por lo tanto, será notablemente más económico que el actual modelo de acceso de la firma californiana, el Model 3 Standard Range Plus RWD, que se produce tanto en Fremont como en Giga Shanghái.

Por el momento se tienen pocos datos del vehículo, si bien está confirmado que empleará unas baterías con celdas LFP (litio-ferrofosfato) para mantener a raya los costes. Además, es muy probable que también emplee soluciones como un pack estructural y un bastidor formado por grandes piezas de fundición, dos avances que estrenará el Model Y fabricado en Giga Berlín a finales de año.

El compacto eléctrico de Tesla se venderá en todo el mundo

Aparentemente, la mayoría de proveedores ya han sido seleccionados y la producción en una línea piloto comenzará a finales de este mismo año, por lo que la fabricación en serie posiblemente dé comienzo en 2022. Lo más probable es que el vehículo también se presente el año que viene, adelantándose así a lo anunciado inicialmente por la propia compañía.

Las primeras pruebas en carretera abierta estarían programadas para el segundo semestre de 2021, por lo que en los próximos meses deberían comenzar a aparecer fotos espía del modelo camuflado, algo que permitirá despejar las dudas relativas al formato de carrocería elegido por Tesla (no está claro si será un hatchback al uso o un SUV).

Si finalmente se confirma la primera opción, nos encontraremos ante un duro rival de modelos como el CUPRA Born, el Nissan LEAF, el Renault Megane E-TECH Electric y el Volkswagen ID.3. Frente a ellos, el Tesla ofrecerá avances como los sistemas Autopilot y FSD; sin embargo, es posible que tras aranceles e impuestos resulte más costoso que todos ellos.

Fuente | Teslarati

Relacionadas | La fábrica de Tesla en Texas adelanta en plazos a Berlín, y comenzará su producción de pruebas en unas semanas

Compártelo: