El 20% de los Citroën C4 fabricados en Madrid son eléctricos

Esta semana, Stellantis ha confirmado que los nuevos DS 4 y Opel Astra contarán con sendas versiones 100% eléctricas en 2024 y 2023 respectivamente. A ellos tendríamos que sumar el Peugeot 308, que también contará con una variante de este tipo dentro de dos daños, así como los futuros Alfa Romeo Giulietta y Lancia Delta.

Gracias a estos modelos, Stellantis contará con una de las ofertas eléctricas más completas del segmento C europeo. Sin embargo, no debemos perder de vista que la compañía actualmente ya cuenta con un compacto cero emisiones entre sus filas: el Citroën ë-C4, que se fabrica exclusivamente en la planta que tiene el grupo en Villaverde (Madrid).

Al contrario que los futuros DS 4 E-TENSE, Opel Astra-e y Peugeot e-308, que emplearán una versión modificada de la plataforma EMP2 (diseñada para los segmentos C y D), el Citroën ë-C4 se asienta sobre la eCMP (diseñada para los segmentos B y C), la cual también podemos encontrar en los DS 3 Crossback E-TENSE, Opel Corsa-e y Peugeot e-208, entre otros.

A pesar de que sobre el papel la plataforma CMP/eCMP es inferior a la EMP2, esta arquitectura recibirá una profunda actualización en 2022, la cual traerá consigo motores más eficientes y packs de baterías más capaces. Además, los modelos basados en ella se beneficiarán de un precio más competitivo que aquellos que empleen la plataforma superior.

El Citroën ë-C4 es el modelo más grande basado en la plataforma eCMP

Posiblemente esta interesante relación precio/producto sea la responsable de la enorme aceptación que está logrando el Citroën ë-C4 en el mercado europeo: actualmente, el 20% de los C4 fabricados en la planta de Villaverde se corresponden con el modelo cero emisiones. La mayoría de unidades se destinan a la exportación; de hecho, el mayor mercado del ë-C4 es Países Bajos. Aunque en España solo el 10% de los C4 vendidos son 100% eléctricos, no hay que perder de vista que este porcentaje supone cuadriplicar la participación general de los coches eléctricos en el mercado nacional.

El Citroën ë-C4 equipa un motor Continental de 136 CV (100 kW) y 260 Nm de par asociado a una batería de 50 kWh de capacidad bruta con un siempre bienvenido sistema de refrigeración líquida. Gracias a su buena aerodinámica logra una autonomía de 350 km WLTP, cifra superior a la del resto de modelos basados en la plataforma eCMP.

El compacto francés es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en apenas 9,7 segundos, con una velocidad punta de 150 km/h. Además, puede acceder a cargas rápidas de 100 kW de potencia en corriente continua, lo que le permite recuperar el 80% de su autonomía en unos 30 minutos. De serie se ofrece con un cargador monofásico de 7,4 kW (7,5 horas para una carga completa), aunque opcionalmente puede equipar uno trifásico de 11 kW (5 horas para una carga completa).

Relacionadas | De la unión de Stellantis y Foxconn nace Mobile Drive para revolucionar la vida dentro del automóvil

Compártelo: