BMW i3 «Neue Klasse»: el sustituto del BMW i4 tendrá un sistema eléctrico de 800 voltios y unas baterías más capaces

En el año 2025, BMW lanzará la plataforma «Neue Klasse», una arquitectura multienergía mejor optimizada que las actuales plataformas FAAR y CLAR para albergar trenes motrices eléctricos. Frank Weber, responsable de Desarrollo de la firma bávara, ha revelado durante una reciente entrevista nuevos detalles sobre los futuros modelos eléctricos que se asentarán sobre esta base.

El primer vehículo en emplear la plataforma «Neue Klasse» será el próximo Serie 3, que actualmente se constituye como el modelo más importante de la gama BMW. Su versión eléctrica, que probablemente se denomine i3, se beneficiará de unas baterías con una densidad energética un 40% superior a las empleadas a día de hoy por la compañía.

Este sedán eléctrico, cuya longitud debería rondar los 4,70 metros de largo, sustituirá al recién lanzado i4 dentro de la gama del fabricante alemán. Gracias al empleo de un sistema eléctrico de 800 voltios, el i3 «Neue Klasse» cargará mucho más rápido que el i4, que está limitado a 205 kW en corriente continua y tarda 31 minutos en pasar del 10 al 80% de carga (dispone de una batería de 80,7 kWh útiles y homologa una autonomía máxima de 590 km WLTP).

«El estándar de la industria cambiará a 800 voltios cuando la infraestructura de carga se amplíe en consecuencia. Podéis adivinar cómo afectará esto a la ‘Neue Klasse'». De acuerdo con Webber, la nueva plataforma será tan flexible que permitirá a la marca desarrollar sobre ella toda clase de automóviles, desde compactos hasta grandes berlinas.

El BMW i3 «Neue Klasse» será rival del Tesla Model 3

Esta arquitectura permitirá a BMW mejorar la habitabilidad de sus coches eléctricos, lo que nos lleva a pensar que seguirá un principio similar al de las próximas plataformas MFA3/MMA de Mercedes-Benz: mientras que la MFA3 será para vehículos térmicos, la MMA se utilizará en eléctricos, difiriendo principalmente en su sección central. Por lo tanto, posiblemente la «Neue Klasse» utilice módulos específicos en los modelos eléctricos para mejorar el espacio útil.

Weber también hizo hincapié en las mejoras en la gestión térmica de las baterías, que permitirán incrementar la autonomía del vehículo (especialmente en invierno). A pesar de que David Ferrufino, líder del proyecto i4, declaró recientemente que por el momento los BMW eléctricos tendrán una autonomía máxima de unos 600 km, es de esperar que el i3 «Neue Klasse» homologue una autonomía superior a la de su predecesor.

La plataforma «Neue Klasse» será además reciclable y más respetuosa con el medio ambiente. «Para 2030 reduciremos nuestra huella de carbono por vehículo en un 40%. En lugar de valiosos materiales primarios, utilizamos materiales secundarios para nuestros vehículos: acero reciclado, plástico, aluminio. Este es un cambio de paradigma», explicó hace unas semanas Oliver Zipse, máximo responsable de la compañía.

Fuente | Süddeutsche Zeitung

Relacionadas | Audi y BMW, a diferencia de Mercedes, mantienen su apuesta por el hidrógeno

Compártelo: