Comparativa técnica: Mercedes-Benz EQS contra Tesla Model S y Lucid Air

Cuando el presupuesto no es un problema, hay coches eléctricos que no presentan «inconvenientes» como autonomías escasas, recargas lentas o prestaciones que no sean interesantes. En esa liga tenemos tres contendientes muy modernos, el Mercedes-Benz EQS, Tesla Model S y Lucid Air. Los podemos encuadrar en el segmento E Premium de berlinas de altas prestaciones.

Para que la comparativa entre los distintos modelos sea más justa, hemos elegido las versiones siguientes: Mercedes-Benz EQS 580 4MATIC, Tesla Model S Long Range y Lucid Air Grand Touring. De este último todavía no se han comunicado los precios, podría estar en el término medio, y el Mercedes-Benz es el más caro con diferencia pues le saca al Tesla más de 56.000 euros, aunque habría que ajustar equipamiento con detalle -siempre que fuere posible-.

En los tres casos hablamos de berlinas con una aerodinámica afiladísima, siendo el EQS el más eficiente atravesando el aire, con un Cx de 0,2 (llantas AMG de 19″ y modo Sport), pero sus rivales americanos están muy cerca, 0,21, y en el caso del Model S hay menor superficie frontal (2,35 m² contra 2,5 m²). Sin embargo, Mercedes no le saca una ventaja evidente en autonomía o velocidad máxima a los otros dos. El alemán acelera más despacio y alcanza una velocidad máxima inferior, si bien solo en Alemania se puede disfrutar legalmente.

Comparativa: Mercedes EQS, Tesla Model S, Lucid Air

Mercedes-Benz EQS 580 4MATICTesla Model S Long RangeLucid Air Grand Touring
MotorizaciónDoble motor, tracción totalDoble motor, tracción totalDoble motor, tracción total
Capacidad útil de baterías108 kWh100 kWh113 kWh
Autonomía WLTP mixta668 km652 km832 km (proyectados)
Autonomía EPA mixtaN/D652 km755 km
Potencia máxima385 kW/523 CV499 kW/679 CV596 kW/810 CV
Aceleración 0-100 km/h4,3 s3,2 s3 s
Velocidad máxima210 km/h250 km/h270 km/h
Potencia máxima de recarga en CC200 kW250 kW350 kW
Precio (PVP) en España146.625 €89.990 €N/D

También observamos que no es el que más rápido puede recargar, así que los americanos están menos tiempo enchufados para ganar autonomía. No obstante, hablamos de 31 minutos del 10 al 80% en el caso del EQS 580 4MATIC, eso sí, con un punto de recarga de 400 voltios, 500 amperios y 200 kW de potencia en corriente continua.

A falta de poder comprobar la calidad de los interiores y el nivel de lujo del Lucid Air, salta a la vista que el EQS está mejor terminado y tiene una carga tecnológica superior a la del Model S. El paladín de Tesla, pese a lo actualizado que está, empieza a acumular años. Mercedes-Benz ofrece el último grito en infoentretenimiento con el sistema MBUX Hyperscreen, la mayor superficie de pantallas del mercado, HUD con realidad aumentada, asistente de interior, el ENERGIZING AIR CONTROL Plus, suspensión AIRMATIC y demás «chucherías».

En otras palabras, el Mercedes-Benz EQS no pretende competir con las berlinas americanas en términos de potencia, autonomía o recarga, pero sí ofrecer argumentos más contundentes en cuanto a carga tecnológica, refinamiento, lujo… y el aval del fabricante de automóviles más veterano del mundo, que tiene su importancia y caché de marca.

Sería de necios quitarle el mérito a dos empresas automovilísticas con un inicio más bien modesto el poner en el mercado coches que pueden tutear en tantos aspectos a un Mercedes-Benz. Tanto Tesla como Lucid han hecho grandes progresos en muy poco tiempo. El Model S ya ha demostrado su valía comercial, el Air está en ello. En EEUU, el mercado principal de estos coches, Mercedes-Benz es el segundo fabricante que más coches Premium vende, pero claro, Tesla es el que más eléctricos vende (sean Premium o no); Lucid está en rodaje.

Las tres berlinas han nacido como totalmente eléctricas desde el principio, luego no arrastran «vicios» del mundo de la combustión interna. El Tesla es el más veterano de los tres, pero se mantiene en el candelero con la política de Tesla de actualizaciones frecuentes sin esperar al restyling. En cuanto a la parte software, los tres permiten actualizaciones OTA, así como el desbloqueo de ciertas funciones pagando un sobrecoste.

En cuanto a sus posibilidades de conducción semiautónoma, de momento nos tenemos que ceñir a lo que cuentan los fabricantes, del Model S estamos mejor informados, pero del Air porque se han hecho pocas pruebas independientes. Actualmente, el sistema ADAS de Mercedes-Benz, DRIVE PILOT, alcanza el nivel 3 de autonomía, mientras que Tesla sigue en nivel 2. El Lucid Air tendrá inicialmente también nivel 2, pero con sus 32 sensores es apto para llegar al nivel 3 más adelante.

Por cierto, no todo es llegar al nivel 3 SAE. El sistema DRIVE PILOT es un extra del paquete Advanced Plus, y la capacidad de nivel 3 no se puede disfrutar precisamente en cualquier lado, tienen que ser rutas previamente cartografiadas de forma avanzada y con una metereología favorable. El sistema Tesla FSD 9.0 -en fase Beta- es capaz de circular en peores condiciones ambientales, si bien hay críticos y consideran que es hasta «inseguro a cualquier velocidad» (Cars Guide).

En definitiva, la cosa está bastante igualada.

Relacionadas

Compártelo: