El SUV eléctrico Tesla Model Y destaca en la prueba del alce, sacando un «sobresaliente» (vídeo)

La llegada a Europa y España del Tessa Model Y permite comparar con criterios europeos las prestaciones y características del SUV eléctrico más vendido a nivel mundial. Respecto a su hermano el Model 3, la versión SUV de esta berlina presenta retos a la hora de igualar la dinámica sobre el asfalto del automóvil del que deriva.

Los SUV y crossover como el Model Y sufren a la hora de emular las cualidades dinámicas de las berlinas debido a su tamaño, altura y distribución de pesos. Esto marca decisivamente el comportamiento en curva y la propia capacidad de reacción ante pruebas como la maniobra evasiva de esquiva, que tratan de verificar la eficacia ante situaciones que pueden producirse en un momento determinado durante la conducción.

Una de las formas de medir la efectividad y la seguridad de un automóvil es a través de la popular prueba de esquiva o prueba del Alce, que simula una rápida y violenta maniobra de cambio de carril que supone todo un reto tanto para conductores, como para los sistemas de asistencia a la conducción.

Una prueba única

Este test ofrece una rápida respuesta a los interrogantes sobre la calidad y capacidad de los componentes estructurales y mecánicos de todo automóvil, puesto que la maniobra de esquiva, pone al límite cada componente del automóvil, neumáticos, chasis, sistemas de asistencia electrónica y las propias capacidades del conductor.

La conocida también como prueba del alce, es una de las más importantes y más complejas a la hora de garantizar la máxima seguridad al volante.

Dentro de las situaciones de riesgo de accidentes que pueden darse durante la conducción diaria, la maniobra de esquiva simula la circulación por una carretera que obligue al conductor a esquivar un un obstáculo, persona o alce (como en el caso de los países nórdicos que da nombre al test).

Los coches eléctricos suelen salir beneficiados por sus características en este tipo de pruebas, ya que se pueden diseñar con un centro de gravedad bajo y una mejor distribución del peso.

¿Cómo se ha comportado el Tesla Model Y?

El Tesla Model Y ha sido protagonista de la última prueba de maniobra esquiva del portal km77. Para sorpresas de los especialistas, el último modelo de Tesla en llegar a España ha sido capaz de superar la prueba a 82 km/h sin derribar ni un sólo cono.

A pesar de no poder considerarse como un SUV auténtico al 100%, el Tesla Model Y ha demostrado una gran entereza en este duro test, como se puede apreciar en las imágenes. Esto demuestra las características y dinámica de este modelo.

Durante las primeras pruebas del Model Y realizadas por FCE, el crossover de Tesla ha mostrado una solidez y facilidad de conducción envidiables, con sensaciones en algunas fases superiores a los últimos Model 3.

Pese a haber sentido algún comportamiento un tanto llamativo por el tren delantero en determinadas circunstancias, que no se ha reproducido en un Model 3, los resultados de la prueba del alce de la filmación constatan la solidez y lo bien asentado que esta este SUV eléctrico sobre el asfalto.

El veredicto de km77

Según los probadores del portal que ha realizado la prueba en circuito, han calificado como «sobresaliente» y «prácticamente equivalentes» a los resultados obtenidos con el Tesla Model 3.

Durante la prueba se ha destacado que «el buen tacto de la dirección junto con el estupendo ajuste de la dirección y las ayudas electrónicas hacen del Tesla Model Y un coche muy sencillo de guiar en situaciones comprometidas» como la prueba del alce.

Relacionadas:

Compártelo: