El éxito del Taycan supera las previsiones de Porsche

El éxito de ventas del Taycan, el primer coche eléctrico de Porsche, ha superado incluso las previsiones de la propia marca, y con ello su capacidad de producción. Oliver Blume, director ejecutivo de la compañía alemana, ha confirmado durante el Salón del Automóvil de Múnich que el objetivo de ventas para todo el año 2021 (20.000 unidades) se alcanzó en el primer semestre.

«Nuestra capacidad de producción original para el Taycan era de 20.000 unidades para este año; hemos vendido dicha cantidad en la primera mitad del año. Los pedidos entrantes son enormes, también son buenos en China». La enorme demanda ha llevado a que los tiempos de espera se alarguen hasta seis meses, un problema que la firma está tratando de atajar.

No hay que perder de vista además la inclusión a mediados de año de la variante de acceso de tracción trasera y de la nueva carrocería Cross Turismo, las cuales posiblemente catapulten los registros del modelo todavía más lejos. Lo más probable es que el sedán eléctrico termine el año como el tercer Porsche más vendido del mundo tras los Macan y Cayenne, pues en el primer semestre fue cuarto a escasas 1.000 unidades del 911.

Al ritmo actual, seguramente el Taycan finalice el año 2021 con alrededor de 40.000 unidades entregadas. Su enorme popularidad entre los clientes de Porsche podría incluso animar a la marca a agilizar el lanzamiento de nuevas versiones, incluyendo carrocerías inéditas (Sport Turismo, Cross Sedán, Coupé, Targa…).

Para 2030, la mayoría de coches vendidos por Porsche serán eléctricos

Para finales de la década, Porsche espera que la inmensa mayoría de los vehículos que venda sean 100% eléctricos. Su transformación, que ha comenzado con el Taycan, dará un nuevo salto adelante el año que viene con el lanzamiento del Macan de segunda generación, que abandonará los motores de combustión interna y se convertirá en un modelo cero emisiones.

Al igual que el Taycan, el Macan eléctrico empleará una arquitectura eléctrica de 800 voltios, lo que le permitirá cargar a 270 kW en corriente continua. Sin embargo, mientras que la berlina emplea una plataforma específica (J1), el SUV estrenará una nueva plataforma modular (PPE) más avanzada, la cual ha sido desarrollada en colaboración con Audi.

Tras los Taycan y Macan, se espera que Porsche vaya electrificando de forma gradual el resto de su alineación, incluyendo los Cayenne, Panamera y 718 Cayman/Boxster. Además, no se descarta que el heredero de la saga de hiperdeportivos 959/Carrera GT/918 Spyder sea un eléctrico puro creado con la inestimable ayuda de Rimac.

Fuente | InsideEVs

Relacionadas | Porsche Mission R. Un coche eléctrico de 1.088 CV de potencia para las competiciones de turismos

Compártelo: