Ford construirá 3 plantas de baterías en Estados Unidos, sus primeras fábricas nuevas en más de 50 años

Ford y el fabricante de baterías coreano SK Innovation han anunciado que invertirán un total de 11.400 millones de dólares en la construcción de varias fábricas de baterías en Estados Unidos. Estas factorías serán las primeras plantas completamente nuevas que levantará la firma del óvalo en su mercado natal en más de cincuenta años.

Las instalaciones se situarán en Kentucky y Tennessee: en la primera ubicación se situarán dos fábricas de baterías gemelas, mientras que en la segunda se creará un «mega campus» que contará tanto con una planta destinada a la fabricación de pick-ups de la serie F como con varias líneas de ensamblado de packs de baterías.

El complejo de Tennessee se convertirá en el mayor jamás construido en los 118 años de historia de la compañía. En un principio, las instalaciones comenzarán a operar en 2025, año en el que precisamente se espera que se lance la segunda generación de la pick-up F-150 Lightning, un modelo cuya pre-producción comenzó recientemente.

Jim Farley, director ejecutivo de Ford, cree firmemente que el futuro de la industria pasa por la electrificación. «Esta historia… No trata de la propulsión. Esta historia trata sobre vehículos digitales con sistemas integrados y una experiencia del cliente dirigida a través de un software que mejora cada día y cambia la definición de un automóvil de algo que lo lleva del punto A al punto B, a algo que le permite tener una vida plena».

Ford está acelerando sus planes de electrificación

Las nuevas plantas, que serán vitales para la consecución de los objetivos de electrificación de Ford, tendrán una capacidad combinada de 129 GWh anuales. Ford calcula que necesitará una capacidad total de 140 GWh (entendemos que solo en Estados unidos), cifra notablemente inferior a la anunciada recientemente por el Grupo Volkswagen para Europa (para finales de la década la compañía alemana contará con 240 GWh en el viejo continente).

De los 11.400 millones de dólares anunciados, Ford aportará un total de 7.000 millones y SK Innovation los 4.400 millones restantes. Todo parece indicar que ambas empresas seguirán un esquema de colaboración similar al de Tesla y Panasonic, que llevan años operando conjuntamente Giga Nevada, la mayor fábrica de baterías del mundo.

Las instalaciones de Tennessee, que serán bautizadas como Blue Oval City, supondrán la creación de un total de 6.000 nuevos empleos. Ford afirma que este complejo se convertirá en un ecosistema integrado verticalmente para el ensamblado de vehículos de la serie F; de hecho, incluirá incluso una planta de reciclado de baterías.

Fuente | The Verge

Relacionadas | El Ford Mustang Mach-E se prepara para ser coche patrulla de policía en Europa y Norteamérica

Compártelo: