Ford llama a revisión a los Mustang Mach-E por el riesgo a perder su techo de cristal

Hay un refrán popular que dice que no se puede escupir hacia arriba, que te puede caer de nuevo en la cara. Pues algo parecido le ha sucedido a Ford con su Mach-E. Y es que esta semana ha saltado la noticia de que el eléctrico americano tendrá que pasar por el taller en una llamada a revisión por un problema en su techo de cristal.

Para ponernos en situación, recordamos como hace unos meses varias unidades del Tesla Model S y el Model Y perdían el techo de cristal mientras circulaban. Un incidente que por suerte se ha saldado sin daños personales, pero que levantó una gran expectación tanto por el suceso, como sobre todo por ser Tesla.

Tal ha sido la repercusión que incluso provocó los comentarios oportunistas de fabricantes como Ford, que por medio de Darren Palmer, Director Global de Desarrollo de Producto para coches eléctricos del fabricante de Detroit, salió oportunamente a criticar la calidad constructiva exhibida por los modelos de Tesla, y añadiendo que eso no les pasaría a ellos.

Llamada a revisión del Ford Mach-e

Se podría decir que es el karma, o ironías de la vida, pero ahora Ford se ha visto obligada a llamar a revisión a 5.000 unidades del Mach-e en Canadá por problemas en la fabricación. Una llamada publicada el 15 de septiembre de las cuales 1,812 unidades están relacionadas con problemas en el techo panorámico de cristal.

Según la nota emitida por el regulador de tráfico de Canadá «En ciertos vehículos, es posible que el techo de cristal corredizo panorámico no esté colocado correctamente. Con el tiempo, el cristal podría aflojarse y separarse del vehículo. Riesgo de seguridad: un panel de techo de vidrio que se desprende del vehículo podría crear un peligro en la carretera para los demás y aumentar el riesgo de un accidente«.

Pero no es la única llamada relacionada con cristales que se pueden desprender. En una segunda llamada a revisión se hace mención a 3.178 unidades del Mach-e que tienen riesgo de que se desprenda el parabrisas delantero mientras el vehículo está en movimiento debido a un fallo en su ensamblado.

De momento no sabemos si las unidades enviadas a Europa están afectadas por este problema, ya que como recordamos todos los Mach-e salen de la misma planta de Ford en Cuautitlán, México. Hemos enviado una petición de información a Ford España para ver si los clientes a este lado de Atlántico tienen que realizar alguna operación.

Un ejemplo de que la industria del coche es una jungla donde uno no puede sacar el pie del tiesto, ya que corre el riesgo de que el destino le de una patada.

Relacionadas | Un Tesla Model Y recién entregado pierde el techo en plena autopista

Compártelo: