General Motors: si tiene un Chevrolet Bolt trate de no aparcar a menos de 15 metros de otros vehículos

A General Motors se le sigue atragantando la crisis de los incendios de las baterías de los Chevrolet Bolt. Dichas baterías han sido suministradas por LG Chem, y un par de defectos de diseño y fabricación han obligado al fabricante norteamericano a llamar a revisión a todos los Bolt que han salido de fábrica desde 2016. Eso incluye a los 5.000 y pico Opel Ampera-e que hay en Europa.

Esta semana ha salido ardiendo otro 2019 Bolt en el Condado de Cherokee (Georgia, Estados Unidos). Se encontraba aparcado en un garaje particular, anexo a un pick-up RAM que resultó afectado por el humo. Afortunadamente, los bomberos locales llegaron rápidamente y el fuego no se extendió hasta la vivienda. El dueño no sabía (o ignoró) que GM pidió que sus coches no estuviesen aparcados bajo techo, sino en la calle.

Informa Bloomberg que el fabricante ha incluido en su lista de consejos para los propietarios que dejen una distancia de 15 metros entre sus Bolt y otros vehículos. Así, en caso de incendio, los daños no irán a más, siempre y cuando se pueda dejar tal distancia de seguridad.

Hasta la fecha lo único que ha podido hacer General Motors es instalar una actualización de software que limita la carga al 90%. Además, ha pedido a los propietarios que no apuren la carga y siempre dejen un margen de 70 millas (112 km) de autonomía y carguen más a menudo, y que mientras estén cargando los coches estén supervisados, por si empiezan a incendiarse.

Mientras todos esos Bolt no pasen por taller para un cambio total o parcial de los módulos de sus baterías, seguirá apareciendo un goteo de noticias sobre incendios. Mientras únicamente se hable de daños materiales, solo será un problema para las empresas aseguradoras, General Motors y LG. Según General Motors se han reconocido 10 incendios, la NHTSA eleva esa cifra a 13.

Compártelo: